• 3 de octubre de 2022

¿Banco malo?

 ¿Banco malo?

Por Raúl Liaño Garallar, secretario de CC OO en la comarca del Besaya

Raúl Liaño Garallar{xtypo_dropcap}P{/xtypo_dropcap}ues definitivamente parece que si, al final vamos a tener el «Banco Malo». Después de que el (Des)gobierno, primero, dijese que nunca lo haría, después, que igual si o igual no, dependiendo del ministro y del día en que se le preguntara. Es decir, la banda de Rajoy sigue con el método habitual de toma de decisiones. Hace las cosas «como Dios manda, con seriedad, con decisión, con las ideas claras, dando confianza,…».

Y el (Des)gobierno toma esta decisión; por una vez, y sin que sirva de precedente; haciendo caso omiso de uno de nuestros más ilustres banqueros, que de esto sabe mucho, y que nos dejó aquella reflexión filosófica de que «un banco malo no es bueno».

Como saben muy bien los lectores y lectoras de estorrelavega.com y cantabriadiario.com; que son gente que está muy bien informada; el banco malo no deja de ser una entidad pública, (dinero de todos los españolitos sacado de nuestros impuestos y de nuestra sanidad y educación, entre otras cosas), cuyos activos estarán formados por todas las viviendas, locales, promociones inmobiliarias y terrenos con que están atragantados los bancos y las cajas de este país. Ellos, los que se llaman tecnócratas, los llaman activos tóxicos, y son el resultado de la especulación, la avaricia y el despropósito con que han operado las entidades bancarias. Con la permisividad y pasividad del Banco de España y la complicidad de bancos extranjeros, principalmente alemanes y finlandeses, a los que, oliendo dinero fácil, no les importó inflar la burbuja que nos ha estallado a todos. Y sobre todo no les importó invertir en España porque sabían que la inversión estaba garantizada, pues si la cosa se torcía, ya estaba la UE, con Merkel a la cabeza, para que se cambiase la Constitución y lo que hiciese falta y se pagara a los acreedores por encima de todo, incluso; faltaría más; de los ciudadanos, que los muy sinvergüenzas «han vivido por encima de sus posibilidades»(recomiendo leer https://www.cantabriadiario.com/Opinion-/-Tribuna-libre/nos-mean-encima-y-dicen-que-llueve.html).

Por tanto se trata de otra indecencia más que los ciudadanos no tenemos que aguantar, otra de tantas mentiras, estafas, tropelías, ignominias que nos harán sentir cada vez más descreídos y enfadados (recomiendo https://www.cantabriadiario.com/Opinion-/-Tribuna-libre/odio-y-rabia.html)

De nuevo se socializan las pérdidas (los beneficios ya se los han guardado), de los principales causantes de la crisis, que tienen nombre y apellidos, pero no se les exigen responsabilidades. Y es que yo, más que un banco malo para la porquería financiera, creo que es necesario inmediatamente crear un «Banco Para Malos», (aunque el adjetivo se queda demasiado light, seguro que a ustedes se les ocurren muchísimos epítetos más acordes a los sujetos). Este sería un ente más físico, más tangible. Sería un recinto que llenaríamos de la «gente tóxica»: políticos mangantes, jueces realmente prevaricadores, banqueros y bancarios estafadores, realeza corrupta,…

La lista es larga, pero tenemos una ventaja importante, y es que no tenemos que crear nada nuevo, ya lo tenemos, se llama cárcel. Lo único que quizás tendríamos que ampliar las existentes o crear alguna más (de paso fomentamos la actividad de la construcción creando empleos en el sector privado y también en el publico, pues harían falta más funcionarios de prisiones, entre otras cosas. ¿Cómo no se le habrá ocurrido esto a Rajoy?).

¡Basta ya de impunidad! ¡Y de que paguemos siempre los mismos!

Si estás indignado por estas y otras muchas causas, acude a Madrid el 15 de Septiembre

Infórmate en CCOO

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia