Opinión / Tribuna libre

Indiferencia política

Elena Hernández Lauffer

Por Elena Hernández Lauffer, escritora

 Elena Hernández Lauffer

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}so es lo que han conseguido los políticos. Que a una gran mayoría de la población le sea absolutamente indiferente la política en España. Y eso porque con la que está cayendo aún tenemos que estar viendo como las sesiones del Congreso se convierten en sesiones circenses donde actúan los políticos faltándose el respeto cual víboras descontroladas y sin que, señores, pase absolutamente nada.

Dan ejemplo constantemente de la mala educación extendida, cierto es, por toda España. Y esos, son los señores que conducen el país. Señores que siguen estafando, da igual el partido que regenten, que siguen especulando, que siguen derrochando NUESTRO dinero, que malgastan dando ayudas a quien no deben sin ningún tipo de inspecciones para detectar los fraudes que están a la orden del día.
Señores que han creado una sociedad de vagos redomados que prefieren “chupar” del paro porque a veces compensa más que trabajar, que quieren trabajar pero en ” negro” para así no perder los subsidios recibidos (lo que consta hasta en Cáritas) y señores que dejaron a la otra parte, la parte honrada, sin tener que llevarse a la boca. Los dejaron sin trabajo, sin ayudas, sin esperanza, sin ilusiones…
Un poco de respeto por favor, de respeto por todos los que siguen luchando a diario aún sin confiar en ninguno de ustedes pero que siguen pidiendo ayuda a Dios. Respeto por todos los que quedaron sin sus casas y ven su futuro truncado, por los que no tienen que llevarse a la boca, respeto por todas las lágrimas derramadas por cada uno de ellos, respeto por los que ya no quieren reír y sobretodo lo más importante, respeto por los cientos de niños que hay detrás de tanta desgracia.
Y mientras ustedes siguen sin hacer ningún recorte que les afecte directamente.
Siguen posando sus culos en sillas cuyo valor supera lo que cobra, quien cobra, una familia en un mes. Siguen degustando en los mejores restaurantes junto con sindicalistas, dicho sea de paso. Siguen fundiéndose lo que no tenemos en absurdos intérpretes siendo conocedores todos de una misma lengua, siguen viajando en clase preferente, siguen friéndonos a impuestos y lo peor, lo peor de todo es que ustedes…. siguen sonriendo. Con la que está cayendo señores, con la que está cayendo.
So pena que las palabras de algunos tengan tan poco peso a pesar de ser reflejo de tantos y sólo sirvan como un mero desahogo.

You may also like

Comments are closed.