Revilla cree que Alí Syed no tiene ‘cara de tonto’ y espera que acabe pagando

Alí Syed y Miguel Ángel RevillaActuación “impecable” del gobierno

El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado esta mañana que la actuación del Gobierno regional en la operación de compra-venta del Racing a la empresa Western Gulf Advisor (WGA), propiedad del indio Alí Syed, ha sido “impecable” en todos los términos.

Revilla ha comparecido en rueda de prensa junto a los consejeros de Economía, Ángel Agudo, y Cultura, Francisco Javier López Marcano, para dar explicaciones sobre la situación actual del club ante los impagos del propietario, y después de la inquietud generada en el entorno del Racing de Santander, a tenor de los múltiples escándalos que acompañan al dueño de WGA. Syed y su empresa WGA han sido protagonistas de reportajes y denuncias públicas por todo el mundo, desde Malasia hasta Nueva Zelanda, pasando por Reino Unido, relatando presuntas estafas cometidas por WGA.

Sin embargo, el presidente cántabro asegura que “lo verdaderamente importante ahora” es la situación deportiva del equipo y ha realizado un llamamiento a toda la afición para que apoye el domingo a los jugadores en su enfrentamiento contra el Mallorca, que en caso de victoria podría significar la permanencia un año más en Primera División.

El Presidente ha asegurado que la opción que adoptó el Ejecutivo en el mes de enero y que posibilitó la venta del equipo a la sociedad que representa Ali Syed era “la única” posible, ya que hubiese sido ilegal no levantar la pignoración de las acciones existiendo una oferta de compra con garantías de pago.

También ha recalcado que el Gobierno se reservó “todas las garantías”, por lo que está en condiciones de recuperar el préstamo participativo que en su día concedió al Racing. En primer lugar, ejecutando el aval de Credit Suisse por valor de 1,3 millones de euros correspondiente al segundo pago, que Alí debía haber realizado antes del día 26 de abril. Y de incumplirse los sucesivos plazos, recuperando la prenda de las acciones.

Syed no tiene ‘cara de tonto’

No obstante, el Presidente espera que el empresario indio “acabe pagando”, porque de no ser así habría realizado “una operación desastrosa” y perdería “a cambio de nada” los cerca de 6,6 millones de euros que ya ha desembolsado hasta la fecha, ya sea en efectivo o mediante avales, para satisfacer diferentes obligaciones con el Gobierno cántabro y con la Agencia Tributaria. “Cara de tonto no tiene. A mí me da la impresión de que tiene una expresión de agudeza y listeza”, ha dicho.

“El Racing no es mercadería política”

Por su parte, tanto Ángel Agudo como Francisco Javier López Marcano han criticado la utilización que del Racing está haciendo la oposición para hacer mella en el Gobierno en vísperas de las elecciones. Agudo ha apelado a hacer del Racing “algo que una a la región y no la divida por los intereses bastardos de una campaña electoral”, mientras que Marcano ha rechazado el uso del club como “mercadería política”.

El alcalde de Santander acusa a Revilla de ‘irresponsabilidad’

Por el contrario, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, lamentó la ‘utilización política’ que está haciendo del Racing el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para intentar ‘tapar su irresponsabilidad’ en el proceso de venta del club y el hecho de que no estaba avalada toda la operación sino únicamente uno de los pagos.

De la Serna hizo hincapié en que Revilla no ha explicado aún por qué aseguró que Alí Syed tenía “todos los avales, garantías e informes” cuando hoy se ha demostrado que el aval sólo se corresponde con uno de los pagos. “Si es cierto lo que aseguraba el señor Revilla, ¿dónde están esos avales?”, se preguntó el alcalde, quien agregó que, si no existen esos avales, Revilla tendrá que dar explicaciones a la opinión pública.

El alcalde insistió en que es necesario que el Gobierno de Cantabria dé a conocer todas las negociaciones que han mantenido en el proceso de venta “porque nadie se puede creer que un consejero se desplaza a Suiza y no se interesa por saber quiénes conforman la negociación”. “Y si es así, habría cometido una grandísima irresponsabilidad política”, subrayó.

‘Engaño a la opinión pública’

“La explicación que han dado esta mañana no hay por dónde cogerla y lo único que certifica es que ha estado engañando a la opinión pública todo el tiempo”, consideró.

Asimismo, lamentó la utilización política del Racing que está haciendo Revilla, mezclando el plano deportivo con el económico, algo que De la Serna aseguró que él no ha hecho ni va a hacer.

“En mis declaraciones sobre la situación de la venta del Racing he pedido explicaciones al Gobierno de Cantabria y a sus responsables políticos por la gestión de la venta del club, dejando a un lado en todo momento el plano deportivo”, apuntó el alcalde, quien destacó su apoyo decidido al equipo, a los jugadores, al cuerpo técnico y a todos quienes trabajan en el club.

En este sentido, remarcó que el Racing ha tenido y tendrá, sin ningún género de dudas, todo el apoyo y el respaldo del Ayuntamiento.

El alcalde criticó que Revilla diga ahora que no conoce de nada a Alí Syed, después de “ser la primera persona en recibirle nada más llegar a la región, de decir de él que era un hombre sabio, que formaba parte del paisaje habitual de Cantabria y que habían acertado con él, y de llevarle de paseo por Cantabria”.

De la Serna recordó que Revilla, que fue la primera persona en recibirle en Santander, elevando su brazo como si de un héroe se tratara, se ha encargado también de resolver personalmente problemas del guardaespaldas de Alí Syed, ha dado saltos de alegría abrazado a él en el palco y ha llegado incluso a abandonar actos institucionales, como la entrega de la Medalla de Oro del Parlamento de Cantabria a la Fundación Botín, por irse con él de comida.

“Hay grandes diferencias entre mantener una reunión estrictamente institucional, como ha hecho el Ayuntamiento, y el comportamiento que ha tenido Revilla, dando unas muestras de afecto que es difícil de ver hasta entre dos grandes amigos”, agregó el alcalde.