Portada

IU advierte de que los cántabros comienzan el año “más pobres”

-Leticia Martínez, coordinadora de Izquierda Unida de Cantabria, asegura que el comienzo de 2018 “será un duro mazazo para las familias y trabajadores cántabros”, ya que tanto el Estado central como el Gobierno autonómico “siempre centran sus políticas impositivas en las clases más populares”.

Así se ha pronunciado la líder de la formación de izquierdas, quien denuncia que “a las tradicionales subidas de luz o gas o la tasa de autónomos por parte del Ejecutivo central cada año, hay que añadir las subidas de impuestos y tasas que el gobierno de Revilla ha introducido para el 2018 tras la aprobación de los presupuestos con el exdiputado de Ciudadanos, Jose Ramón Carrancio”.

A este respecto, Martínez destaca que el gobierno bipartito (PRC-PSOE) “se ha apoyado en un tránsfuga para aprovecharse del bolsillo ya de por sí esquilmado de las familias cántabras”, y considera “inapropiada” la subida de tasas del 50% a los opositores “justo en un año en que la oferta de empleo público vivirá un fuerte pico previo a las elecciones de 2019”.

“Además, hay que señalar las subidas previstas para la compra-venta de coches o viviendas de segunda mano; no sabemos si el gobierno es consciente de lo que significa ‘segunda mano’ y de que son precisamente los trabajadores con economías familiares menos holgadas los que más perjudicados se van a ver con estas medidas”, ha criticado la también concejal de IU en Astillero.

Desde IU explican que las nuevas subidas impositivas -a excepción de las relacionadas con el patrimonio- tienen vigencia desde el 1 de enero ya que fueron introducidas por el Gobierno en la Ley de acompañamiento de los presupuestos y critican “que Revilla ni siquiera haga el amago de recaudar a través de gravámenes a quienes más tienen y más reforzados salen de la crisis”.

Respecto a las subidas de impuestos anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, desde IU señalan que “cada año, los españoles comienzan enero con una losa nueva” que “ni siquiera es contrarrestada” por la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) anunciada por Rajoy “porque tiene trampa”.

IU considera que la subida SMI un 4% en 2018, un 5% en 2019 y un 10% en 2020 es “tramposa” dado que “esa ruta de crecimiento sólo se aplicará si se cumplen dos requisitos: 1) que el PIB de la economía crezca más de un 2,5% cada año, y 2) que el aumento de afiliación a la Seguridad Social sea superior a los 450.000 afiliados cada año”.

“El aumento solo se aplicará si el PIB crece más de un 2,5%, algo que parece poco probable, si se tienen en cuenta las estimaciones del Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea”, puntualiza Martínez

Según aseguran desde la formación de izquierdas, “desde el año 2009 hasta el 2016 el SMI creció un 5% y los precios lo hicieron en un 10,2%, por lo que en realidad se perdió capacidad adquisitiva.

“La medida es además insuficiente en alcance porque solo beneficiaría, en el caso de cumplirse los dos requisitos iniciales, a los trabajadores a tiempo completo que ingresen menos de 736 euros mensuales (en 14 pagas), esto es, a unas 530.000 personas, un 2,7% de todos los empleados actuales”, defienden.

De los beneficios de esta medida, aseguran, “el Gobierno estaría dejando fuera a 2,4 millones de trabajadores a tiempo parcial que cobran menos del salario mínimo (el 12,62% de todas las personas ocupadas), que son precisamente los trabajadores más pobres” y añaden que esta actuación “también perjudica a los autónomos”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada