La construcción del puente de S-20 avanza a buen ritmo

Esta semana ha comenzado el hormigonado del tablero del puente, que entrará en servicio en los primeros meses de 2011

 

Los trabajos de construcción del puente que unirá la S-20 con la Avenida de los Castros avanzan a buen ritmo, con una ejecución que supera ya el cincuenta por ciento, y parece que el puente estará en funcionamiento en los primeros meses de 2011, aunque en octubre o noviembre será visible el arco de hormigón blanco que es el elemento principal de la estructura.

La primera fase del hormigonado del tablero del puente sobre la vaguada de Las Llamas ha empezado a ejecutarse esta semana. De tal manera, que ya se encuentra hormigonada la losa inferior y los hastiales del cajón central del puente para, en una segunda fase, proceder a ejecutar la losa superior, con lo que se cerrará definitivamente el tablero.

Más adelante, se continuará con el arranque del arco que se apoya en el tablero, para finalmente proceder a la ejecución del arco propiamente dicho.

En la construcción del puente se utilizarán hormigones de tipo blanco que, además de tener elevados contenidos en cemento para alcanzar las grandes resistencias necesarias, tienen la particularidad de que no tendrán la tonalidad gris que resulta habitual en este tipo de materiales sino que, gracias a la utilización en su fabricación de componentes especiales, el acabado será blanco.

La construcción del puente, diseñado por el prestigioso ingeniero Juan José Arenas, supone un paso adelante más en el proceso de modernización de Santander y constituye un importante aliciente en una zona, como la Vaguada de Las Llamas, que aspira a ser la columna vertebral de Santander y para la que el Ayuntamiento ha diseñado una ambiciosa propuesta de desarrollo a través del proyecto “Santander Ya +”.

Un puente con 102 metros de longitud y carril bici

El puente que se está construyendo será tipo arco y contará con una longitud de 102 metros y una anchura de 23,6 metros. El vial estará formado por dos calzadas, cada una de ellas con dos carriles de 3,25 metros de ancho. Incluirá aceras en ambas márgenes de 2,50 metros de ancho y carril bici, también de 2,50 metros de ancho. Este tramo de carril bici conectará, a su vez, con el que el Ayuntamiento acaba de abrir entre el Parque de las Llamas, Piquío y Los Castros, y con los que se van a ejecutar de la Bajada de Polio a Pronillo y desde este punto hasta el Complejo Municipal de Deportes de La Albericia. El puente es diseño del prestigioso ingeniero Juan José Arenas, autor de importantes estructuras a lo largo y ancho del país como el Puente de la Barqueta de Sevilla y el Puente Móvil de Barcelona, que le han valido el reconocimiento en España.

Además de la conexión transversal, el proyecto contempla la construcción de dos nuevas glorietas. La primera de ellas está situada en el cruce existente entre la Avenida de Los Castros y la calle Camilo Alonso Vega, lo que supondrá incrementar notablemente la seguridad vial en ese punto, así como mejorar la movilidad en todo el entorno. La segunda glorieta se ejecutará en la propia S-20, de dimensiones similares a la recientemente construida, y servirá para conectar la calle Antonio de la Dehesa.