La ejemplarizante valentía de Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero ha demostrado ser un valiente. Quizá algunos lectores puedan extrañarse de leer este texto en el mismo medio digital que ha machacado los cambios de política de Zapatero, pero aseguramos que lo que afirmamos seguidamente está dicho sin ironías ni segundas intenciones, lo reconocemos como un valiente.

Le ha echado gallardía y coraje para anunciar su renuncia con mucho tiempo de antelación, y con ello favoreciendo de un modo difícilmente calculable al PSOE. Además, también debemos reconocer aquí, un lugar donde le hemos dado a Zapatero más palos que cera, que las medidas de recortes y ajustes, puestas en marcha por su gobierno para sacar a España del punto de mira de los crueles mercados, han necesitado de una valentía y coraje en ocasiones difícil de encontrar en la política.

Zapatero nos ha vuelto a sorprender y se ha mostrado como un valiente, se ha inmolado a sí mismo en beneficio común y eso es algo que quizá ahora no seamos capaces de entender, o de reconocer o asumir en su totalidad, pero que el futuro o la historia reconocerán en su justa medida. Y el PSOE está ahora, sin duda ninguna, en mucha mejor posición para encarar las siguientes elecciones, está con mayor fortaleza y debe ser capaz de entender su nueva situación y jugar bien sus cartas para recuperar las posiciones teóricamente perdidas.