Santander

La Fundación Franz Weber insta al Ayuntamiento de Santander a ‘no prestar soporte’ a la Escuela Taurina

La Escuela taurina de Santander ‘desoye una recomendación de la ONU‘, opina el colectivo

El Comité de los Derechos del Niño ha advertido sobre la “violencia de la tauromaquia” y pidió a España alejar a los menores, y desde la Fundación Franz Weber insta al Ayuntamiento de Santander a ‘no prestar soporte a una práctica lesiva para el desarrollo físico, psíquico y moral de la niñez‘.

Además, desde el colectivo consideran que el centro taurino se estaría beneficiando del uso de espacios municipales para realizar sus actividades

Santander. 22 de Junio de 2021. El apoyo mostrado por el Ayuntamiento de Santander a la presentación de una escuela taurina, según la Fundación Franz Weber, ‘contraviene la recomendación realizada a España en febrero de 2018 por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, una llamada a que se “prohíba la participación de niños menores de 18 años como toreros y espectadores en espectáculos de tauromaquia”.

La campaña Infancia Sin Violencia de la ONG internacional Fundación Franz Weber ha trabajado durante el último lustro para ‘vetar la participación de menores de edad en eventos taurinos’, y los posicionamientos reiterados de Naciones Unidas sobre países que mantienen estas prácticas refuerzan la necesidad de afrontar estas medidas en el terreno legislativo y ejecutivo.

Así, la organización ha advertido esta mañana que la decisión del gobierno santanderino de apoyar esta iniciativa ‘supone una contravención del informe de este Comité -CRC/C/ESP/CO/5-6- compuesto por expertos en derechos y políticas de protección de la infancia y la adolescencia’.

‘El consistorio, por las informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación, estaría prestando soporte a esta actividad a través de la cesión de polideportivos municipales’.

‘Las escuelas taurinas son espacios sin aval formativo ni homologación educativa de ningún tipo, en donde se enseña a menores de edad a realizar las tareas propias de un novillero o un torero, pudiendo interactuar sobre bóvidos de corta edad en las denominadas “clases prácticas”. Estas niñas y niños están expuestos a posibles cornadas y fuertes golpes que deriven en secuelas físicas, psíquicas y morales’.

Petición de información al Ayuntamiento de Santander

FFW ha avanzado que solicitará explicaciones sobre el grado de apoyo que el Ayuntamiento estaría prestando a esta actividad de riesgo para menores, y por ello ha contactado con grupos municipales de la oposición para articular iniciativas de control.

You may also like

Comments are closed.

More in:Santander