La Guardia Civil localiza en una zona boscosa de Ibiza 113.000 pastillas de éxtasis ocultas en varios zulos

Se atribuye la propiedad de la droga a una organización británica desmantelada el pasado mes de agosto en el transcurso de la operación “FLECHA”

Las pastillas intervenidas se encontraba en el interior de recipientes de plástico y bolsas de basura precintadas para evitar la humedad

Foto: dpaint/PhotoXpress.comLa Guardia Civil ha procedido a la intervención de 113.000 pastillas de éxtasis que se encontraban ocultas en varios zulos de una zona boscosa de la localidad de Sant Josep de la Talaia (Ibiza).

El hallazgo de la droga se desencadenó cuando un vecino de esta localidad encontró semienterrado, entre unas piedras, un recipiente de plástico que contenía pastillas en su interior.

Tras poner los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, los agentes se desplazaron hasta el lugar para inspeccionar el lugar, localizando en las inmediaciones otros recipientes y envoltorios que contenían, al igual que el primero, gran cantidad de pastillas marcadas con logos, marcas que habitualmente portan este tipo de drogas de diseño para diferenciar unas de otras o de las organizaciones que las fabrican.

Las pastillas intervenidas que pesaron unos 37 kilogramos, se encontraban en el interior de recipientes de plástico o bolsas de basura precintadas con cinta adhesiva para evitar la humedad.

Por las investigaciones, los agentes atribuyen la propiedad de la droga hallada a una organización compuesta por ciudadanos británicos que fue desmantelada el pasado mes de agosto en la isla de Ibiza, en el transcurso de la operación FLECHA.

Operación flecha

Durante la operación FLECHA, llevada a cabo por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Baleares en colaboración con el SOCA (Agencia Británica de Lucha Contra el Crimen Organizado), se detuvo a 25 personas y se practicaron 12 registros domiciliarios interviniéndose 38.000 pastillas de éxtasis, 4 kilos de cocaína, 250 gramos de ketamina, 50 gramos de MDMA en forma de cristal, 4 litros GHB (éxtasis liquido), 1 kilo de M.CATS (mezcla de varias sustancias estupefacientes) y 56.000 euros.

Los detenidos eran integrantes de una organización dedicada al tráfico de drogas en Reino Unido que se habían trasladado a Ibiza, donde habían formado dos ramas, una responsable de establecer, dinamizar e impulsar la red en la Isla y otra encargada de distribuir los estupefacientes, principalmente drogas de diseño.

La red era dirigida desde Reino Unido por un grupo responsable del abastecimiento de los estupefacientes, realizando traslados ocasionales a la Isla para supervisar el funcionamiento de estas actividades y recaudar los beneficios obtenidos con esta actividad ilícita.

Según informo la Guardia Civil en el comunicado de prensa de 31 de agosto de 2010, el grupo disponía de diversas cantidades de estupefacientes para su venta diaria en las proximidades de los lugares de ocio, si bien, el grueso de la droga era guardado en viviendas de seguridad o en zulos excavados y acondicionados en terrenos de difícil acceso.

En las labores de localización de los zulos han participado agentes de del Equipo Contra el Crimen Organizado de la Guardia Civil (ECO) y diversas Unidades del mismo Cuerpo de Ibiza.