Portada

La industria cántabra registra un 95% de contratos temporales y supera a todos los demás sectores

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo
  • UGT alerta que la industria, que acumula en 2014 el menor número de ocupados desde 1997, ha perdido en cinco años 5.200 empleos indefinidos

 

                                                                                    

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo

Manifestación 1 de mayo en Santander / Archivo

Santander, 20 de diciembre de 2014

                                                                         

Un 95,2% de los contratos de trabajo registrados este año hasta el pasado mes de noviembre en la industria de Cantabria fueron temporales, en concreto 29.396 de un total de 30.783, lo que implica la mayor tasa de eventualidad de todos los sectores económicos de la región, incluido el sector servicios que suele liderar este apartado.

Según un informe elaborado por las dos federaciones industriales de UGT, la federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) y la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (FITAG), la industria, que hasta este año nunca había rebasado el 90% de contratos eventuales, supera por prima vez a todos los demás sectores económicos de la región; ya que el primario acumula en 2014 un 84,43% de contratos temporales, la construcción un 90,9% y los servicios un 92,45%.

El sector industrial es con notable diferencia el que más incrementa su contratación en Cantabria en lo que va de año en comparación al mismo período de 2013, en concreto un 144% con 18.222 contratos más (de 12.651 a 30.783), aunque un 98% de ese mayor número de contratos son temporales (18.011) y sólo registra 211 indefinidos más que el año pasado.

El sector industrial acapara este año casi el 18% de toda la contratación de la región cuando en 2013 su aportación apenas superaba el 8%, pero a costa de incrementar su temporalidad de un 89,9% al mencionado 95,2% y sin contar los contratos gestionados por las empresas de trabajo temporal, que se incluyen de manera oficial en las estadísticas del sector servicios.

De todos modos, como destacan en el informe los secretarios generales de las dos federaciones industriales de UGT, Luis Díez (MCA) y José Ramón Pontones (FITAG), “este notable incremento de contratos hegemónicamente temporales no implica más empleo sino todo lo contrario; sólo confirma que el que se crea en la actualidad en el sector industrial es cada vez más precario y temporal, que aparece y desaparece con la misma rapidez”.

De hecho, el informe de UGT destaca que, según la Encuesta de Población Activa (EPA), que difunde trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística, el sector industrial registra hasta el tercer trimestre de este año una media de 36.733 ocupados, la más baja en el mismo período desde 1997 cuando había 35.367.

 

Más contratos pero menos empleo

Sin disponerse aún de las estadísticas del último trimestre de este año, desde los 35.367 ocupados registrados por la EPA en el sector industrial cántabro en los tres primeros trimestres de 1997, no se había rebajado hasta el año pasado la media de los 37.000 en el mismo período, cuando se contabilizaron 36.834.

En 2014, la media de 36.733 ocupados en el sector industrial, tanto asalariados como no asalariados, es todavía más baja que la del año pasado y que la de los últimos años de crisis económica, especialmente la contabilizada en los tres primeros trimestres de 2009, cuando se pasó de 50.800 a 43.234 empleos en comparación al mismo período de 2008.

“Desde ese intervalo entre 2008 y 2009, cuando la crisis económica empezó a mostrar sus efectos más devastadores, la industria cántabra ha perdido más de 14.000 empleos”, puntualiza el responsable regional de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT.

Su homólogo en la federación de Metal y Construcción de UGT, agrega que “si tenemos en cuenta cómo es el empleo que se genera hoy en día en el sector, que es más precario y eventual que nunca, esta sangría de empleo no va a parar y lo que es peor, cuando salgamos de esta crisis lo haremos en peores condiciones”.

Los dos dirigentes sindicales coinciden en que “hablar como se está hablando de recuperación económica y de que la industria ha salido de la crisis y está hasta en un momento pujante, no deja de ser mero electoralismo político y una auténtica tomadura de pelo”.

 

Un 13% menos de empleos indefinidos desde 2009

El informe UGT matiza que la tendencia del sector industrial cántabro al empleo muy temporal y precario no sólo se observa en la contratación del último año, también en todas las estadísticas oficiales consultadas “antes y después de la crisis”.

Sólo en el último año, el sector industrial de Cantabria ha perdido 1.800 asalariados indefinidos y por el contrario los temporales han aumentado un 22,64% con 1.200 más, según la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre con estadísticas actualizadas a la nueva base poblacional de 2011 que ahora utiliza el Instituto Nacional de Estadística.

Desde el año 2009, el sector industrial cántabro ha visto descender su población asalariada más de un 13%, con 5.300 asalariados menos (de 39.600 a los 34.300 del tercer trimestre de este año), y de ellos un 98% (-5.200) son con un contrato indefinido.

En este mismo período mencionado de los últimos cinco años, las afiliaciones a la Seguridad Social en el sector industrial de la región han disminuido más de un 14% con una reducción de 5.042; principalmente distribuidas en Santander (-1.161), Camargo (-927), Torrelavega (-790), Reocín (-585) y Los Corrales de Buelna (-366).

“Sólo la construcción ha tenido una mayor pérdida de afiliaciones que la industria en estos últimos años, casi 13.000 desde 2009”, puntualiza Luis Díez, secretario general de la federación de UGT que engloba a los trabajadores de la industria siderometalúrgica y al propio sector de la construcción.

El único subsector industrial que incrementa sus afiliaciones a la Seguridad Social en los últimos cinco años es la industria alimentaria (299 más), aunque como recalca José Ramón Pontones, secretario general de la federación de UGT donde se incluye todo el sector agroalimentario, “ya es casualidad que ésta sea la industria más precaria, con mayor tasa de eventualidad y una media anual de más de tres contratos por cada persona contratada”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada