La Inspección de Trabajo levanta 1.272 actas de infracción por importe de cinco millones de euros

  • En 2015 los esfuerzos se dirigirán a combatir el trabajo no declarado y la creación de empresas ficticias

La consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, ha presidido este viernes la reunión mantenida por la Comisión Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, integrada por representantes del Gobierno de Cantabria y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Durante el encuentro, que ha tenido lugar en la sede de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria, se ha hecho un balance de la labor desarrollada durante 2014, así como una planificación de las actividades a realizar de cara a 2015.

Respecto a 2014, los integrantes de la Comisión han destacado las 1.272 actas de infracción que se han levantado por un importe de 5.043.245 euros, como consecuencia de la actividad de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, y Subinspectores de Empleo y Seguridad Social. Asimismo, se han levantado expedientes liquidatorios por un importe de 2.355.466 euros y 4.270.465 euros por recaudación inducida.

Por otra parte, los miembros de la reunión han valorado la revisión de 2.667 contratos de trabajos, habiendo transformado en indefinidos un total de 539. En Seguridad Social, se han realizado 649 altas de oficio o inducidas, y en relación a empresas ficticias, durante 2014 se han efectuado 37 anulaciones de alta.

Actividad para 2015

Durante el encuentro, también se han decidido los puntos más importantes a seguir el próximo año en los cuatro campos en los que se divide la actividad inspectora de la Comisión: Prevención de Riesgos Laborales, Empleo y Relaciones Laborales, Seguridad Social, y Economía Irregular y Trabajo de Extranjeros.

Entre las actuaciones a llevar a cabo de cara a 2015, destaca que la Inspección de Trabajo de Cantabria intensificará de forma selectiva sus actuaciones inspectoras en el campo de prevención de riesgos labores. En este ámbito, se llevarán a cabo nuevos controles en las condiciones de trabajo de menores, en el sector agrario, en lo relativo a los riesgos biológicos en el sector sanitario y el mantenimiento de equipos de trabajo.

En el campo de la Economía Irregular y trabajo de Extranjeros, la actuación se va a dirigir a combatir el trabajo no declarado y la creación de empresas ficticias, con el fin de hacer frente al deterioro de los derechos laborales y sociales de los trabajadores, a la reducción de los ingresos de la Seguridad Social y a la competencia desleal que surge de estas empresas frente a los emprendedores y autónomos que cumplen con sus obligaciones legales.

En el ámbito de la Seguridad Social, se continuará la actividad planificada para evitar situaciones de fraude, como son el encuadramiento en regímenes indebidos; las empresas con deudas al organismo; las sucesiones, grupos de empresas y subcontratas; las prestaciones a la Seguridad Social; el control de las bajas indebidas; las infracotizaciones por inaplicación de convenios colectivos o bonificaciones indebidas, etc.

Por último, con respecto a las relaciones laborales, y como consecuencia del menor número de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que se tramitan en la actualidad en nuestra región, se incrementará la acción inspectora en el control de la contratación laboral en sus diversas modalidades. Se mantendrán las actuaciones en el área de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, en materia de reclamaciones y en materia salarial y de tiempo de trabajo.