La temporada veraniega no salva los malos datos del paro en Cantabria

En la imagen, la manifestación del 1 de mayo en Santander, organizada por los sindicatos UGT y CC OO
En la imagen, la manifestación del 1 de mayo en Santander, organizada por los sindicatos UGT y CC OO

-UGT asocia el aumento del paro en Cantabria a un verano con escasez de empleo y contratación muy temporal

-El sindicato precisa que el verano de 2019 registra 1.800 contratos menos que el del año pasado con un descenso de más de un 20% de los indefinidos

– CC OO lamenta que la destrucción de empleo ha incrementado en 283 personas las listas de paro y que afecta a todos los sectores productivos

-Laura Lombilla: “Desgraciadamente las estadísticas confirman nuestros peores augurios, en un verano de gran actividad turística ni el sector servicios ha mantenido el empleo”.

3 de septiembre de 2019-. El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, asoció hoy el incremento del paro en la región el pasado mes de agosto a “la consecuencia inmediata de un final de verano negativo en el empleo tanto en cantidad como en calidad porque la contratación ha disminuido casi un 3% (-1.881 contratos) entre junio y agosto en comparación al mismo período del año pasado y dentro de ella ha caído especialmente la indefinida”.
“En el trimestre veraniego de este año un 95,11% de los contratos de trabajo han sido temporales (71.346 de 75.012), cuando hasta ahora sólo se había superado en estas fechas y en el mismo período el 95% de eventualidad en los años 2012 y 2015, y lo que es peor, en comparación al verano del año pasado la indefinida disminuye más de un 22% (de 4.721 a 3.666)”, puntualizó el responsable regional de Empleo de UGT.

El sindicalista añadió que “sólo el mes pasado se ha registrado un descenso de más de un 22% de los contratos indefinidos en comparación a agosto del año pasado (de 1.349 a 1.051)”, tras recalcar que “con este escenario de empleo escaso y de muy pobre calidad, no es de extrañar que se incremente el desempleo y que las perspectivas para el otoño no sean precisamente halagüeñas”.

El sindicalista agregó que “fiel reflejo de la situación actual del mercado laboral es que Cantabria sigue siendo una de las autonomías españolas con menor tasa de cobertura por desempleo, 58,74%, casi siete puntos menos que la media nacional (66,07%)”.

En este sentido, Ibáñez puntualizó que esta tasa de cobertura por desempleo “ha aumentado pese a ser muy baja, aunque en todo caso implica una cuantía media por cada beneficiario de una prestación por desempleo cada vez más baja, signo evidente de la mala calidad del empleo en Cantabria y de su insuficiente cotización a la Seguridad Social”.

En similares términos se ha expresado el sindicato CC OO. “A Cantabria no le salva ni la temporada turística”, así lo ha lamentado Laura Lombilla, secretaria de empleo de CCOO de Cantabria (CCOO), en valoraciones de los datos del desempleo en la región en el mes de agosto. Una destrucción de empleo que incrementa en 283 personas las listas de paro y que afecta a todos los sectores productivos.

Para CCOO la inestabilidad de nuestro mercado de trabajo es tan elevada que ni siquiera en plena temporada estival las personas trabajadoras han tenido tregua. En Cantabria se han registrado más de 20.600 contratos en el mes de agosto, donde la contratación indefinida, nuevamente, ha sido simbólica ya que solamente el 5% de los contratos se realizan como indefinidos, mientras miles de personas han continuado sufriendo la dependencia de la firma de numerosos contratos temporales para mantenerse empleados.

La parcialidad, temporalidad, y la precariedad han caracterizado nuevamente la mayoría de los empleos creados este verano, tal y como el sindicato avisaba frente a los mensajes triunfalistas que lanzaban las campanas al vuelo ante el descenso del paro del inicio del verano. “Desgraciadamente las estadísticas confirman nuestros peores augurios, en un verano de gran actividad turística ni el sector servicios ha mantenido el empleo”, ha denunciado Lombilla, que además incide en que “hemos asistido a demasiados abusos empresariales, especialmente en el sector de la hostelería y el comercio, donde además se ha incrementado la conflictividad, las horas extraordinarias no reconocidas, incumplido los descansos semanales fijados en convenio, y el empleo sumergido con muchas personas que realizan su trabajo sin alta en la seguridad social”.

Para el sindicato el sistema de control horario es una positiva herramienta para frenar los desmanes empresariales en los excesos de jornada, y lamenta que en Cantabria el sistema se esté implantando de forma lenta e incluso “manipulando” los mecanismos de control en algunas empresas.

CCOO ve clave la modificación de la reforma laboral para reequilibrar el mercado laboral y frenar el nivel de ‘indefensión’ al que se ha sumido a las personas trabajadoras.