Luchar para seguir a flote

{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}os tiempos se presentan duros, muy duros, para toda la sociedad y en todos los aspectos laborales, y también para el periodismo que depende de los -cada vez más- escuálidos presupuestos publicitarios de las empresas en crisis.

Pero la fuerza para luchar, esa fuerza que llevamos dentro y nos hace resistir y seguir a flote en los peores momentos, nos obliga a mantener el barco a flote, seguir adelante y remar con fuerza, aprovechando el esfuerzo hasta el último hálito.

Publicada el
Categorizado como Editorial

Por David Laguillo

Cantabria Diario

Ver todas las entradas de David Laguillo.