Mazón firma con los sindicatos y la patronal el Pacto por la Vivienda de Cantabria

El consejero ha asegurado que “este acuerdo facilitará el crédito para la adquisición de vivienda y la creación de empleo en la construcción”

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, ha firmado con los sindicatos y la patronal el Pacto por la Vivienda en Cantabria, un acuerdo que, según ha asegurado, “facilitará el crédito a la vivienda y la creación de puestos de trabajo en la construcción”.

En este sentido, el consejero ha avanzado que, probablemente, a lo largo del mes de junio estará concretado el acuerdo con las entidades financieras, de tal forma que los futuros compradores puedan iniciar las gestiones para la adquisición de las viviendas.

El documento ha sido suscrito por José María Mazón, en nombre del Gobierno de Cantabria; Miguel Mirones, representante de CEOE-CPYME; María Jesús Cedrún, de UGT y Damián García de CCOO. En el acto ha estado presente el director general de Vivienda y Arquitectura, Francisco Gómez.

El documento hoy firmado recoge, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cantabria, las siguientes actuaciones a desarrollar en los próximos seis años: el desarrollo por la iniciativa, tanto pública como privada, de nuevo suelo para la construcción de 3.000 viviendas de protección pública; la promoción, construcción y nueva creación de 8.000 viviendas de protección pública, para reactivar la economía y a la vez facilitar el acceso a las mismas de los ciudadanos con niveles de renta más bajos con atención preferente a los jóvenes, el 40% de estas en régimen de alquiler; la mejora de la calidad y eficiencia energética de las nuevas viviendas o procedentes de la rehabilitación; la renovación y rehabilitación urbana y la mejora del parque de viviendas construido, mediante 8.000 ayudas directas para propietarios que rehabiliten sus viviendas.

También se creará un parque público de vivienda en alquiler de, al menos, 600 viviendas procedentes de la promoción de viviendas protegidas en alquiler; la promoción de 200 alojamientos protegidos para estudiantes universitarios, en colaboración con la Universidad de Cantabria y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, y la constitución de una o varias líneas financieras de estimulo, dirigidas a facilitar el acceso a la financiación en la promoción, la rehabilitación y la adquisición de vivienda, con el compromiso por parte de los empresarios del sector de iniciar una nueva vivienda, al menos, por cada vivienda que resulte beneficiada de aquellas líneas financieras que se destinen a facilitar la absorción del stock de viviendas.