Mazón y Cortina firman un convenio para la promoción de 344 viviendas de protección oficial en Guarnizo

 

La aportación económica de la Consejería de Obras Públicas asciende a 3 millones de euros, cantidad a la que se sumará el coste de urbanización de los terrenos

 

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, y el alcalde de El Astillero, Carlos Cortina, han firmado esta mañana un convenio de colaboración entre el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento. El acto ha contado con la presencia del director general de Vivienda, Francisco Gómez Blanco.

El consejero ha valorado la importancia de la firma de este acuerdo que, tras una larga tramitación, supondrá una gran actuación, ya que afecta a una superficie de 85.000 metros cuadrados, prácticamente 9 hectáreas, y que va a dar salida a la gran demanda de vivienda pública que existe entre los vecinos de El Astillero y más especialmente los jóvenes. Mazón ha estimado en unos tres o cuatro años el tiempo necesario para concluir el proyecto hoy iniciado, dado que será necesario un año para realizar los trámites de gestión y expropiación, un año más para la redacción del proyecto y, finalmente, dos años para la edificación de las viviendas.

Por su parte, Carlos Cortina ha estimado la demanda existente para este tipo de viviendas públicas en unas 1.000 personas y ha coincidido con Mazón en la importancia que la firma de este convenio tiene para los vecinos del municipio.

El desarrollo del convenio de colaboración va a permitir la construcción de 344 viviendas, en diversos regímenes de protección pública, en el sector AU-08 del barrio San Camilo, de la localidad de Guarnizo, al Noroeste del municipio de El Astillero. La firma del convenio culmina un proceso de cinco años de negociación y trabajo entre el Ejecutivo cántabro y el Consistorio.

A lo largo de este tiempo, el Ayuntamiento de El Astillero, en colaboración con el Gobierno de Cantabria, ha procedido a la finalización de la tramitación de la modificación puntual Nº 3 de sus Normas Subsidiarias (publicación del texto refundido en el BOC de 24 de diciembre de 2008). Por medio de la misma se ha dividido el sector de suelo urbanizable AU-03, delimitado en las Normas Subsidiarias del municipio del El Astillero, en dos: uno que mantenía el mismo nombre (AU-03) y otro que pasaba a denominarse AU-08.

En el sector AU-08, objeto del convenio, la modificación puntual proponía como sistema de actuación la expropiación, se destinaba en su totalidad a la construcción de viviendas protegidas y se aumentaba ligeramente la edificabilidad, pasando de 0,35 a 0,4070 metros cuadrado por metro cuadrado.

La firma del convenio compromete al Ayuntamiento de El Astillero a desarrollar el sistema de actuación por expropiación, teniendo como beneficiario al Gobierno de Cantabria, que obtiene el cien por cien del aprovechamiento del sector, y a bonificar la tasa por la licencia de obras y el impuesto de construcciones de las viviendas a construir.

A su vez, el Gobierno de Cantabria adquiere los compromisos de contratar la asistencia técnica que redactará el proyecto de expropiación, lo cual supondrá una aportación de 40.000 euros con cargo a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Cantabria para ejercicio 2009; pagar los correspondientes justiprecios resultantes del proceso expropiatorio que alcanzará la cantidad de 2.997.070 euros, con cargo a los Prepuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Cantabria para los ejercicios 2009, 2010 y 2011, y a urbanizar los terrenos.