Cantabria

Medio Ambiente abre expediente sancionador a Sniace por los olores de Barreda

En la fotografía, vertidos al Saja-Besaya en la zona de Barrio Riaño en octubre de 2009

La dirección general de Medio Ambiente impondrá, además, la implantación de fuertes medidas correctoras a la empresa para evitar que se repitan situaciones como las pasadas.

En la fotografía, vertidos al Saja-Besaya en la zona de Barrio Riaño en octubre de 2009 Técnicos del servicio de Prevención de la Contaminación, de la dirección general de Medio Ambiente, localizaron el foco emisor de malos olores en zonas de los reactores de tratamiento biológico de las aguas residuales industriales, y de la zona de espesamiento de los fangos producidos en los decantadores de la EDAR de la empresa Sniace S.A.

Incorrecta manipulación de lodos

A pesar de que la empresa ha negado en todo momento que los malos olores pudieran provenir de sus instalaciones, los técnicos de Medio Ambiente han podido comprobar cómo una incorrecta manipulación y gestión de los lodos, así como deficiencias en las instalaciones donde estos procesos se llevan a cabo, están causando la emisión al exterior de malos olores.

 

Comprobadas estas circunstancias, la dirección general de Medio Ambiente abrirá expediente sancionador contra Sniace S.A. por posible incumplimiento de las condiciones establecidas en la Autorización Ambiental Integrada.

 

El director general de Medio Ambiente, Javier García-Oliva, ha querido aclarar que, aunque los olores son molestos y en algunos momentos pueden llegar a ser difícilmente soportables, no hay ningún indicio de que sean peligrosos o tóxicos. Todas las mediciones que de continuo realizan las estaciones de control del aire que gestiona el CIMA, así como los análisis y mediciones más especializadas y exhaustivas que ex profeso se están realizando, arrojan parámetros normales de sustancias contaminantes.

 

“Estamos a la espera de los resultados de los análisis de los fangos y de algunas muestras de la depuradora que, por utilizar técnicas muy especializadas (cromatografía de gases y espectrometría de masas), han debido remitirse a laboratorios nacionales externos y cuyos resultados esperamos tener la próxima semana”, ha indicado el director general.

 

Además, y con carácter inmediato, la dirección General de Medio Ambiente va a imponer a la empresa la adopción de medidas complementarias para atajar de raíz las molestias que se están causando a la población. Entre otras, para evitar olores en la zona de espesamiento de fangos, la nave donde se realizan las operaciones de espesamiento deberá ser estanca, con todos los cerramientos en buen estado, no pudiendo existir salidas de gases al exterior de la misma sin antes pasar estos por un sistema filtrante diseñado al efecto. Las puertas de la instalación deberán disponer de dispositivos de estanqueidad, y se mantendrán en todo momento cerradas, debiendo instalar un sistema de dobles puertas, y un sistema de control de presión para evitar la salida de gases.

 

La empresa Sniace deberá realizar una propuesta de medidas correctoras para evitar los olores producidos en la zona de espesamiento de fangos, que deberá ser aprobada por la dirección general de Medio Ambiente de manera previa a su instalación.

 

Asimismo, la operación de carga de los camiones, desde el silo de acumulación de fangos al final del proceso, deberá realizarse de manera controlada, debiendo instalar un sistema de cubrición para la salida del silo al camión, y todos los camiones que salgan de la EDAR llevarán la carga correctamente tapada, no pudiendo salir camiones con la carga abierta.

 

Se impondrá la instalación de un sistema de tratamiento y filtraje en la salida de aireación del silo de almacenaje de lodos, así como la obligación de dar de alta dicho foco conforme al Decreto 50/2009 que regula el control de la contaminación atmosférica en Cantabria.

 

La empresa tendrá que realizar con carácter urgente una propuesta de medidas correctoras orientadas a disminuir los olores producidos en los procesos que se llevan a cabo en los reactores biológicos, incluyendo la posibilidad de añadir reactivos a los tanques. Dichas medidas deberán ser aprobadas previamente por la dirección general de Medio Ambiente.

 

Por último, Medio Ambiente exigirá a Sniace S.A. la aplicación estricta de las técnicas BREF en las operaciones de tratamiento de aguas residuales y, especialmente, en las operaciones de tratamientos de lodos y fangos. En caso de que las emisiones malolientes no cesaran, la dirección general de Medio Ambiente, mediante la modificación de oficio de la Autorización Ambiental Integrada, impondrá otras medidas correctoras adicionales a la instalación, incluyendo medidas de estabilización y acondicionado de los lodos generados.

 

La dirección general de Medio Ambiente seguirá vigilando la aparición de otras posibles fuentes de olores en el entorno de Torrelavega para impedir efectos molestos sobre la población.

 

El director general de Medio Ambiente, Javier García-Oliva, recalcó que “cualquier actividad industrial que quiera tener futuro en Cantabria solo puede transitar por un camino: el del respeto al medioambiente. Debe quedar muy claro que nosotros con los contaminadores, tolerancia cero”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria