Medio Ambiente prevé la instalación de paneles informativos de la calidad del aire en Torrelavega

lasfotografias261.jpgSegún ha informado la consejería de Medio Ambiente del gobierno de Cantabria, el descenso estival del volumen de precipitaciones no ha alterado la evolución positiva de la calidad del aire cántabro a lo largo del primer mes del verano.

Barreda

Durante el último intervalo evaluado (de 23 de junio a 23 de julio), cuatro de las once estaciones de la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de Cantabria (RCVCA) registraron quiebras de los límites normativos para los elementos objeto de monitoreo.

En concreto, Barreda ha superado tres de los topes treintaminutales de sulfuro de hidrógeno (SH2).

Paneles informativos

A su vez, la Consejería promueve la instalación de una red regional de paneles urbanos, cuyo paso inicial fue la puesta en marcha en el centro de Maliaño (Camargo) del primero de estos paneles el pasado mes de junio, que muestra la información obtenida por el punto de control ubicado en la zona de Cros. Este objetivo de “universalizar el acceso a la información sobre calidad del aire”, en palabras del consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, se refuerza ahora con la incorporación de los datos de la Red de Calidad del Aire a la sección sobre clima y salud del primer portal meteorológico de Cantabria, www.meteocantabria.es

Periodo junio-julio

Durante el último periodo de seguimiento, del 23 de junio al 23 de julio, han sido consignadas 3 superaciones de los límites admisibles diarios de PM10 en las estaciones de la RCVCA de Cros-Camargo (2) y Los Corrales de Buelna (1). Estas partículas tienen como origen, junto con la actividad industrial, variables naturales estacionales, como el polen o la entrada de masas de aire africano, además del tráfico rodado. En lo referente a otros compuestos monitoreados por la RCVCA, no han tenido lugar quiebras de los topes normativos de NO2 (dióxido de nitrógeno), O3 (ozono) o CO (monóxido de carbono), ni de los límites de concentración de SO2 (dióxido de azufre) o los niveles diarios tolerados de SH2.

Sin embargo, en lo que respecta a este último elemento se han producido dos superaciones en los niveles admisibles treintaminutales en la estación torrelaveguense de Barreda, por una en el punto de control de Minas, también en la capital del Besaya. A juicio de Martín, mostrar “de forma abierta y transparente” a la ciudadanía la calidad del aire que respira, a través de instrumentos y soportes accesibles, “es una compromiso que el Gobierno regional asume al 100%, a fin de que todas las personas puedan conocer mejor el ambiente en el que viven y sean partícipes, de este modo, de las políticas públicas al respecto”. El consejero de Medio Ambiente considera que la mencionada necesidad es “aún más intensa en entornos con una larga tradición industrial o portuaria”. De hecho, Medio Ambiente prevé la instalación de paneles informativos adicionales en municipios como Torrelavega.