Mejora la situación en las cuencas de los ríos de Cantabria

  • Solamente están en estado de prealerta el Deva y Asón

Santander 31.01.2015

La situación en la cuenca de los ríos cántabros ha mejorado. Una vez pasado el momento crítico, esta madrugada, con la llegada de la pleamar, los cauces están bajando sus niveles, y únicamente los ríos Deva y Asón se encuentran en estado de prealerta.

El Gabinete de Crisis, bajo la presidencia de la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, está siguiendo de forma exhaustiva y en tiempo real la evolución de los ríos de la región, a través de los niveles de alerta que decreta la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y con efectivos de emergencias sobre el terreno, para coordinar los recursos necesarios ante cualquier eventualidad.

En estos momentos la previsión es de mejora. Se espera que el temporal amaine a lo largo de la tarde, y que la situación en las zonas afectadas por el mismo se vaya normalizando. Hasta entonces seguirá activado el el nivel 1 del Plan Especial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Cantabria ante el Riesgo de Inundaciones (INUNCANT), decretado ayer a las 15:00 horas.

Desde el Gobierno de Cantabria se destaca el perfecto funcionamiento de la cadena de atención a emergencias desplegada por el INUNCANT, y la coordinación de todos los efectivos que están trabajando para minimizar los daños provocados por las incesantes lluvias. En este sentido, el Ejecutivo regional agradece la labor realizada al personal especializado en atención a emergencias, a los ayuntamientos, a los sanitarios y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Asimismo, se destaca que en estos momentos, como en las horas anteriores, la prioridad absoluta es la atención a las personas. Una vez que la situación en las cuencas afectadas se normalice, se iniciará una segunda fase del trabajo orientada a al restablecimiento de servicios, bienes e infraestructuras.

Desde el Gobierno de Cantabria se aconseja a la población que extreme las precauciones en todas las zonas cercanas a los cauces de los ríos y que pongan en conocimiento del Centro de Gestión de Emergencias 112 cualquier situación de riesgo que se puedan encontrar.