La Asociación de la Prensa rechaza el maltrato a los gráficos durante las elecciones a la presidencia de la Asociación de Mujeres Empresarias

La Asociación de la Prensa de Cantabria (APC) ha lamentado en un comunicado el “mal trato” recibido por los periodistas gráficos que cubrían las elecciones a la presidencia de la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria. Sin que pueda calificarse de agresión, lo cierto es que algunas de las personas que ejercían su derecho al voto se encararon con los reporteros gráficos, y en un momento dado el redactor de El Mundo en Cantabria fue empujado para que abandonara el salón de actos de la Cámara de Comercio, lugar en donde se desarrollaba la votación.

Este tipo de comportamiento, “absolutamente intolerable”, a juicio de la APC, supone una “cortapisa a la libertad de expresión, que ha sido de nuevo golpeada”, en un acto del que los medios comunicación tenían conocimiento por la convocatoria efectuada por la propia Asociación de Mujeres Empresarias. La Asociación de la Prensa ha reiterado el “derecho a informar y a trabajar con absoluta libertad y sin coacciones. No nos callaremos porque es nuestro trabajo, pero sobre todo, porque es nuestra responsabilidad“.

Para la APC, sucesos como el vivido suponen “un claro desprecio al colectivo de periodistas y con él la sociedad, que confía en conocer la verdad o al menos buscarla. Pero los profesionales de la información y la ciudadanía tienen asumido que nadie podrá ser silenciado ni castigado por ejercer la crítica, vaya ésta contra un ciudadano de a pie o contra un poderoso“. Por eso, la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa ha reclamado “poder informar sin ningún tipo de coacción, y con la libertad que exige la sociedad en este difícil momento”.

La Asociación, que representa al mayor número de periodistas de Cantabria, ha destacado en su comunicado que “no debemos ceder ante la intimidación, y reaccionaremos para asegurarnos de que la libertad de prensa prevalece en la sociedad democrática”. Aun comprendiendo la tensión de una reñida votación, lo sucedido en las elecciones a la junta directiva de la Asociación de Mujeres Empresarias de la región no justifica, en modo alguno, “una reacción contraria a la libertad de información y a la buena educación”. La APC expresa su solidaridad con los periodistas gráficos de la región, informó la asociación en un comunicado.