Mercancías peligrosas

¿Hasta cuándo las mercancías peligrosas en Tanos?

Escrito por Manolo Haro, periodista

Manolo Haro

H

ace unos días, el administrador de Infraestructuras Viarias (ADIF), lanzó una oferta que, en principio, suena bien: la inversión de 916.270 euros en la estación de RENFE, en Tanos. Andenes, urbanización exterior, cubiertas, canalones, iluminación, accesos con rampa, además de acondicionamiento de vías, acorde con los nuevos elementos de transporte y varias infraestructuras más.

 

Todo ello se expuso en una reunión entre la Alcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante, y el Director General de ADIF, Miguel Ángel Campo, con el concejal de Movilidad Urbana, Pedro Aguirre, como testigo. En el camino, sin embargo, quedaron dos asuntos de suma importancia. Sobre todo el segundo, como veremos.

El primero es el interés de los usuarios por saber si va a recuperarse el servicio de taquilla y venta de billetes; algo demandado insistentemente y que, en esta reunión, no solo quedó sin aclarar, sino que dejó la sombra de la sospecha, diciendo que “es un servicio que depende de RENFE”, sin descartar la instalación de una máquina auto expendedora.

El segundo asunto es más peliagudo. Se trata de la gran pregunta, cuya respuesta sigue dormida en el sueño de las dudas y, por supuesto, con la natural preocupación que genera el depósito de mercancías peligrosas, tantos años reclamando su desaparición. Aquí, la respuesta fue tan clara como temida: “Se trata de una instalación logística, que no se va a quitar”, según palabras del Director General de ADIF. No convenció el resto de su discurso, cuando aseguró que “en los últimos tiempos” se han tomado medidas para reducir los riesgos que supone el butadieno o estireno, principal amenaza potencial. Y, por supuesto, nadie se cree que en el último año, solo una noche y por inclemencias meteorológicas hubo pernoctaciones de camiones cisterna, según el propio Miguel Ángel Campo.

Es un asunto serio. Muy serio. Por eso, habría que detenerse en el planteamiento que el Grupo Municipal Regionalista en el Ayuntamiento de Torrelavega, en la persona de su portavoz Pedro García Carmona, ha hecho al respecto. Vaya por delante que no queremos entrar en oportunismos partidistas, pero es perfectamente asumible el contenido de su reflexión, cuando habla de que “es irrenunciable el compromiso de completar y culminar unos servicios de calidad para el viajero”, y que no valen “actitudes conformistas por parte de los responsables políticos”, en clara referencia a las necesidades de los ciudadanos.

Tampoco escapa de la crítica el hecho de que en la anteriormente citada reunión se pasó “de puntillas” sobre el preocupante asunto de las mercancías peligrosas, desperdiciando, dice, “una ocasión de oro” para buscar vías de solución a tan grave problema. Una actividad que, asegura “continúa sin disponer de licencia municipal”, algo que, de ser cierto -no habría porqué dudarlo- empeora aún más la situación, añadiendo que las pernoctaciones continúan, intensificadas los fines de semana y sin que los informes que deben ser emitidos por la Policía Local, siguen sin llegar a éste Grupo Municipal, a pesar de que insisten en recibirlos.

Viejo asunto. Estancado y encallecido, por lo que la pregunta es obligada: ¿Hasta cuándo las mercancías peligrosas en Tanos?.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia