• 26 de junio de 2022

Mes de junio: la libertad se huele

 Mes de junio: la libertad se huele

Borja San Emeterio

por Borja San Emeterio

Borja San Emeterio
Borja San Emeterio

Otra semana más este «palabra de joven» vuelve con más fuerza para celebrar un mes importante y lleno de florituras políticas con el colectivo LGTBIQ+.

¿Pero por qué ahora las marcas se suman a este mes llenando sus productos con banderas arcoiris y demás simbología?

Por puro marketing queridos lectores, simple y llanamente, un intento de hacer crecer las ventas de sus productos aprovechando un colectivo, que incluso algunas de las que ahora ponen la bandera, se avergüenzan.

¿Por qué celebramos el orgullo LGTBIQ+?

Un colectivo que desde la época franquista hasta hoy ha sido perseguido, gracias a Dios en la actualidad «solo nos insultan y nos apalean», qué pena que aún en pleno siglo XXI seamos tratados como animales y parias de la sociedad, aunque alguno desearía que volviera la ley de vagos y maleantes para poder meternos en una cárcel.

El orgullo para mí tiene el propósito de reivindicarnos hasta que no haya ningún acto de odio por amar a quien quieras, tipificado en el código penal. El día que no exista el odio por amar a quien quieras amar dejaremos de celebrar el orgullo como le celebramos.

Muchos sectores ultraconservadores y rancios dicen que este mes es el del libertinaje, pero no confundamos el libertinaje que sacan ellos con lo que significa esta celebración, libertad en una sociedad que a día de hoy nos oprime por ser lo que somos.

Pero poco a poco avanzamos, viva es la imagen del PP, que pasó de llevar la ley del matrimonio entre ambos sexos al constitucional a que uno de sus portavoces sea homosexual y esté casado.

La sociedad avanza y no podemos permitir que partidos como VOX, que dicen de sacar el orgullo del centro de Madrid, que somos unos «degenerados», que enseñamos zoofilia a los niños, que el orgullo va a ser un foco de la viruela del mono y demás burradas, lleguen a las instituciones para recordarnos nuestros derechos.

Hace años nos escondíamos pero ahora podemos gritar a los cuatro vientos libertad, este colectivo no excluye, incluye a quien se quiera sumar, ya sea del colectivo o no.

Hay que dar las gracias a todos aquellos que en la dictadura y en la democracia nos ha dado estos derechos que ahora disfrutamos.

Solo cabe decir a los cuatro vientos lo siguiente: AMES A QUIEN AMES Y TENGA CUALQUIER ORIENTACIÓN SEXUAL, ESTE MES ES El MES DE LA LIBERTAD.

Palabra de joven.