Nos mean encima y dicen que llueve

Por Raúl Liaño Garallar, delegado comarcal de CC OO en Torrelavega

Raúl Liaño{xtypo_dropcap}P{/xtypo_dropcap}rima de riesgo, déficit, deuda, son algunos de los términos que más se utilizan en los últimos tiempos. Los periódicos, los noticiarios de televisión y radio comienzan sus ediciones hablando de economía. También en nuestras conversaciones y tertulias habituales; en el trabajo (quienes puedan tenerlas, desgraciadamente cada vez menos), el bar, el gimnasio, con los amigos; nos vemos debatiendo sobre economía. Quien lo iba a decir hace unos años, cuando las conversaciones giraban en torno al fútbol, la fórmula 1, el gran hermano o la película del día anterior. Las noticias de economía eran secundarias en todos los medios de comunicación, de hecho, sólo las personas con conocimientos en la materia, o por razones profesionales o de inversiones personales estaban interesadas en ellas.

 

Disponemos de mucha información económica, sin embargo, en mi opinión, no estamos bien informados. Y pienso así porque apenas tenemos diferentes visiones o puntos de vista sobre la situación, y sobre todo, otras alternativas para salir del pozo distintas a las «oficiales». Y esta situación se debe a que los poderes fácticos y mediáticos en este país siguen estando en manos del gran capital en un porcentaje altísimo. Del mismo modo, los gobiernos (tanto el anterior del PSOE como el actual del PP), están sometidos a las mismas «autoridades». Esta situación también se da en el resto de Europa, pero en España es más acentuada y descarada.

 

Por eso me gustaría aportar mi granito de arena para intentar dar otra versión distinta a la «oficial».

 

Voy a intentar, aportando datos que están al alcance de todos, desmontar la doctrina del dogma de fé, del discurso único, de la tesis de «no hay más alternativas» que han conseguido grabar a fuego en la opinión pública a base de repetirlo hasta la saciedad para convertirla en la «verdad suprema», acallando todas las opiniones diferentes.

 

He aquí algunas de sus verdades inoculadas en la sociedad:

 

1.- «Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades».

 

Considero que se ha vivido al nivel que el sistema permitía, fomentaba y en algunos casos obligaba. Porque, por ejemplo, no creo que a ninguna persona le guste y busque estar hipotecada por 30 ó hasta 50 años. Y es que la gente se ha visto obligada a endeudarse, y no sólo en la vivienda, porque, desde hace algunos años, el poder adquisitivo de los salarios ha ido a la baja. Hemos vivido engañados porque desde todos los medios oficiales del Gobierno, los economistas, la banca, la mayoría de los medios de comunicación, nos estuvieron diciendo que España iba viento en popa, te aseguraban que no había problema por contraer esas hipotecas con la tasaciones sobrevaloradas, porque si te fuese mal, cosa que no nos iba a suceder, siempre podrías vender y saldar la deuda. Si hacemos un poco de memoria, se tachaba de agoreros y casi lunáticos a los que se atrevían a hablar de burbuja inmobiliaria, recesión, etc.

 

Si analizamos la cruda realidad de los desahucios, vemos que la mayoría ellos afectan a familias humildes que viven en viviendas humildes, casi siempre en barrios del extrarradio de las grandes ciudades. Son familias que tenían trabajo, la mayoría de las veces los 2 miembros de la pareja, y que llevan una larga temporada desempleados y ya sin ningún tipo de prestación. ¿Realmente creemos que estas desgraciadas familias han vivido por encima de sus posibilidades?

 

El tema de los desahucios es la demostración más palpable del gran poder de la banca en nuestro país, y es que España es el único país de nuestro entorno donde no se admite la dación en pago, es decir, las personas que se ven en el mal trago de perder su vivienda, además tienen que seguir pagando la parte de la deuda que el banco considera que la vivienda no cubre. Más que un auténtico abuso, que lo es, es una auténtica indecencia, es una inmoralidad que los distintos Gobiernos de este país, que deberían proteger a los ciudadanos, sobre todo los más débiles, permitan que esta obscenidad sea legal. Y como decía anteriormente, se produce porque no se atreven a meterse con la todopoderosa y oligárquica banca.

 

2.- «Hay que revisar el concepto de Estado de Bienestar»

 

Para desmontar los argumentos de esta «verdad», primero decir que estoy de acuerdo con que hay que revisar lo que llamamos Estado de Bienestar, pero en sentido contrario al que nos proponen los poderes fácticos, es decir, potenciando los servicios básicos hasta el nivel de la media en la UE. Para argumentar nuestra tesis vamos a utilizar y analizar datos que están al alcance de todos y que desmontan la verdad oficial:

 

-Gasto público social por habitante (euros estandarizados = unidades de poder de compra):

 

  • UE-7277 (27.5% PIB)

  • Suecia-8997.5 (30.7% PIB)

  • España-5163 (sólo por encima de Portugal) (20.9% PIB)

 

-Gasto público sanitario (%PIB):

 

  • UE-7.7% (promedio duración visita médica 20 minutos)

  • España-6.3% (el menor de la UE) (promedio duración visita médica 6 minutos)

 

-Gasto público educación (%PIB):

 

  • UE-5.2%

  • Suecia-7.0%

  • España-4.3%

 

-Gasto público en atención a la dependencia:

 

  • Niños de 0 a 2 años en escuelas públicas

-UE-28%

-Suecia-58%

-España-10%

  • Servicios domiciliarios (personas que tienen ayuda pública):

-UE-18%

-Suecia-23%

-España-12%

 

  • Porcentaje de población en edad de trabajar que está empleada en los servicios del Estado de Bienestar:

-UE-14.93%

-Suecia-23.8%

-España-10.18% (el más bajo de la UE)

 

  • Porcentaje de población en edad de trabajar que está empleada en el sector público:

-UE-18.9%

-Suecia-23.8%

-España-10.62%

 

Estas 2 últimas estadísticas echan por tierra la creencia muy extendida de que en España hay demasiados funcionarios. De hecho, si España quisiese ponerse al nivel medio europeo se crearía empleo como mínimo para 2 millones de trabajadores, sobre todo en Sanidad, Dependencia y Educación.

 

  • Porcentaje de población empresaria:

-Suecia-7.69%

-España-10.62%

 

Esto último demuestra que en España es un país con bastante empresarios y emprendedores.

 

Todos estos datos han sido extraídos de EUROSTAT (Oficina de Información estadística de la UE), del Observatorio Social de España y de la OIT.

 

3.- «La austeridad es la única alternativa»:

 

La historia nos demuestra que las medidas de austeridad y control del déficit en etapas de recesión económica son un auténtico suicidio, y así, se pueden comprobar los efectos dramáticos que tuvieron las medidas recetadas por el FMI, que ahora nos prescriben a nosotros, en Latinoamérica en los años 80, o en la actualidad en Irlanda. Por el contrario, en Estados Unidos se siguieron unas políticas de inversión productiva y gasto público que supusieron el despegue tras el crack del 29.

 

Y es que no hay otro camino, sobre todo en España, para salir de la crisis, que hacer crecer la economía, para con ello fomentar el consumo y generar empleo, lo que conllevará un aumento de la recaudación del Estado, que es el principal medio para reducir el déficit. Porque sólo se habla de inferir en la reducción del déficit vía recortes del gasto público; que no es excesivo, más bien al contrario, como nos demuestran los datos estadísticos aportados anteriormente; olvidando que es más importante para la economía aumentar los ingresos del Estado.

 

Y no podemos olvidarnos de la necesidad imperiosa de una reforma del IRPF donde de verdad paguen más los que más tienen, recuperar impuestos que se han ido suprimiendo o se han ido reduciendo progresivamente como patrimonio, sucesiones y donaciones. A esto se deben añadir la desaparición de las SICAV, la lucha en serio contra el fraude, sobre todo el de las grandes corporaciones y empresas, …

 

 

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia