Opinión / Tribuna libre

Nuevamente ¡Plas, plas, plas!

Elena Hernández Lauffer

Por Elena Hernández Lauffer

Elena Hernández Lauffer{xtypo_dropcap}H{/xtypo_dropcap}abía escuchado mucho sobre la actuación de la policía en las movilizaciones de supuestos estudiantes del Instituto Luis Vives de Valencia. Lo curioso es que había escuchado mucho pero todo de opiniones vertidas por simpatizantes de izquierdas.
Bien. He de decir que perpleja es poco cuando he tenido ocasión de visualizar lo sucedido. ¿Y qué veo?
Gente enloquecida emitiendo frases como ¡Tu hijo de putaaaa quitate el casco! ¡¡Cabrooón!!  Y también…. También veo un sujeto vestido de rojo tirándose encima de un AGENTE DE LA AUTORIDAD para cuanto menos que devorarlo sin piedad.
Me gustaría saber por curiosidad cuantos de esos manifestantes se identifican con el resto del pueblo español, cuantos se identifican con la izquierda, cuantos con la derecha… La respuesta es más que evidente viendo que ninguno de ellos excepto uno pertenecía ni tan siquiera al Instituto objeto de las movilizaciones.

Representan lo que quieran excepto a la mayoría de los españoles puesto que esa mayoría votaron en democracia una nueva oportunidad. Una nueva oportunidad que ellos no están dispuestos a aceptar y salen ahora a la calle, cuando no olvidemos que hemos estado ocho años en manos de políticos que nos han arruinado. A todos.  Ahora que se adoptan medidas para salir de este desmadre, no se da ni la mínima oportunidad de ver si van o no a ser eficientes.


Y salen a la calle a faltar el respeto a quien desde luego si que nos representa a todos, al CUERPO NACIONAL DE POLICÍA. Y la policía, que intentan pintar de psicópatas en potencia, una vez más se lo tiene que “comer”.
Mi, una vez más, inmensa felicitación para todos esos agentes que sometidos a situaciones de estrés incalculables siguen demostrando una paciencia y profesionalidad absoluta porque yo… ciudadana española me siento no solo tremendamente orgullosa sino también protegida.
Si alguno se moviese un poquito por el mundo se daría cuenta de la inmensa suerte que tenemos en España por contar con los cuerpos de seguridad del Estado que tenemos.
Pero eso no vende ni así se destruye a la Derecha. Vende subir a un niñato en hombros, darle un altavoz y dejarle un protagonismo con el que jamás habría soñado.
¿A quien representa esta gente además de a la Izquierda?
Pues no sabemos si será eficiente el nuevo Gobierno pero lo que no cabe duda vistos los resultados es que el saliente, o sea el que toda este gente secunda, ha sido el peor de toda la historia de la Democracia.
Suerte tienen de que la Policía en España sea muchas veces tan considerada.

You may also like

Comments are closed.