Obras Públicas restablece el tráfico en la carretera de Peñarrubia con pasos habilitados a las 8, 14 y 18 horas

Fuera de estos horarios, únicamente se permitirá el paso del transporte escolar o de emergencias

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, junto con el alcalde de Peñarrubia, Secundino Caso, inspeccionó ayer los trabajos que, desde el mediodía del pasado sábado, se están ejecutando en la carretera CA-282, Puentenansa-La Hermida, para liberar el vial de los restos del argayo que supuso la caída de 20.000 metros cúbicos de roca y permitir, lo más pronto posible, la apertura de un paso controlado y seguro que, durante el día, permita el tránsito de los vecinos y de los servicios imprescindibles de autobuses escolares, ambulancias, etc.

De esta manera, desde primera hora de hoy ha quedado abierto el tráfico en este punto y para ello se establecerán tres horarios, a las 8:00, 14:00 y 18:00 horas, en los cuales se permitirá el tránsito por el vial acondicionado para este fin. Esta medida se ha tomado al tener que compatibilizar el paso de vehículos con la continuidad de las labores de limpieza de la calzada y las fincas cercanas, afectadas por el enorme volumen de roca arrastrada por el argayo.

Durante el día, fuera de estos tres horarios, únicamente se permitirá el paso al transporte escolar o de emergencias. Por motivos de seguridad, no se han habilitado pasos durante el horario nocturno.

La Consejería de Obras Públicas ha venido trabajando durante todo el fin de semana con la finalidad de restituir el paso a la circulación en el tramo de la carretera CA-282, Puentenansa-La Hermida, afectada por la caída del argayo.

Mazón, durante su estancia ayer en Peñarrubia, recibió información del estado de la carretera por parte de los ingenieros de la Dirección General de Carreteras, Vías y Obras y representantes de la empresa que está ejecutando los trabajos. Además, la Consejería de Obras Públicas ha recabado el asesoramiento de Miguel Ángel Rodriguez-Miranda, uno de los mayores expertos en geotecnia a nivel nacional que también colaboró en la resolución del argayo de Merilla.

Durante los próximos días, la Dirección General de Carreteras continuará trabajando en la zona para garantizar y asegurar el paso de los vecinos, al tiempo que procederá a la redacción del proyecto que dará forma a la ejecución definitiva de una solución, que se prevé compleja técnicamente y costosa desde el punto de vista económico, pero que solventará perfectamente la situación creada, tal y como ocurrió en fechas pasadas con los argayos de Merilla y Polaciones.