Opinión / Tribuna libre

[OPINIÓN] “Quiero tu generación, papá”, por Elena Hernández Lauffer

Yo fui una de las mejores jugadoras de baloncesto de mi colegio. Jamás mis padres vinieron a verme encestar nunca ni una canasta. Me desarrollé y crecí sin ningún tipo de trauma. Feliz, plena….Nuestros padres estaban llenos de obligaciones hasta las pestañas.

A nosotras nos bastaba con nuestra entrenadora y el equipo en sí. Amo a mis padres y su generación por encima de la mía una y mil veces. No interactuaban en grupos de padres aburridos de la muerte cual colegiales adolescentes. No venían a los patios de colegio a limpiarnos los mocos “Kleenex” en mano y solitos tirábamos de lo primero que pillábamos. Nunca los necesitamos porque siempre…los tuvimos ahí.

Recuerdo la emoción de aquella mañana en que por primera vez vestí la camiseta celeste con mi nueve a la espalda. El nueve era mi número estrella porque lo llevaba por aquel entonces un futbolista que se llamaba Carlos Alonso Santillana.

El papel de mi madre era tan solo despedirme por la mañana. El de papá permitirme jugar, que costó lo suyo porque por mis malas notas me quería castigar pero gracias a mamá, la insistencia de mi compañera Ivana y mi erre que erre, mi sueño de adolescente se vió cumplido. Ahora, nunca estuvieron ellos en ningún partido ni recuerdo a los padres de ninguna otra. Cómo habremos podido llegar a ser todas semejantes mujeres de bandera. Cómo cambian las cosas.

Elena Hernández Lauffer

You may also like

Comments are closed.