Para el PP, la Formación Profesional debe ser un instrumento al servicio del desarrollo económico regional

Cagigas, con un folleto incluyendo una fotografía de GorostiagaEl portavoz en materia de Educación del Partido Popular, José Antonio Cagigas, consideró que “es imprescindible hacer de la Formación Profesional un instrumento estratégico al servicio de los ciudadanos de Cantabria y del desarrollo económico regional”. Por ello opinó que el Gobierno “debiera hacer el II Plan de Cualificación y Formación Profesional de forma urgente y consensuada”.

La FP, abandonada

Cagigas explicó que el Ejecutivo tiene abandonado ese ciclo formativo porque ha carecido de un proyecto, ya que ha “fracasado” en la aplicación del primer plan “por falta de liderazgo y ausencia de voluntad política”.

“Ya dijimos en su día que era pura teoría y no se iba a cumplir nada de lo que se estaba enunciado allí de forma general, y hoy los podemos afirmar”. Cagigas continuó diciendo que “este plan debería haber supuesto un avance significativo para una Formación Profesional”, en la que estuvieran integrados los subsistemas inicial, ocupacional y continuo que “siempre han vivido de espaldas”.

Al respecto, el diputado de los populares cántabros anunció que en el Pleno que celebre el Parlamento el próximo miércoles, planteará una interpelación al Ejecutivo con el fin de que exponga las razones que han dado lugar al incumplimiento del citado plan.

De los cuatro ejes del Plan, uno de ellos se refería al impulso del sistema integrado de Formación Profesional, sin embargo “no hay ninguna relación” entre esos subsistemas y la creación de una red de centros integrados de FP “se ha quedado en uno solo”, un instituto al que se llama centro integrado “pero no hay nada más”. La implantación de nuevos ciclos se está realizando con dinero “escaso” y equipamiento “mínimo”, y para la renovación de ciclos no hay una planificación estratégica.

En cuanto al eje de participación institucional, se ha fracasado en la creación de una dirección unificada para toda la Formación Profesional y, de hecho “ni tan siquiera hay coordinación” entre Educación y Empleo.

Cagigas se refirió en la misma línea al Consejo de FP como impulsor de la Formación Profesional, ya que “se ha limitado a funciones administrativas”; la unidad técnica de FP “no ha potenciado la dirección unificada”; y no se han tenido en cuenta los datos del Observatorio de Empleo y FP, con lo cual, no hay una visión global de la Formación Profesional en Cantabria.

En lo que respecta al tercer eje del plan, relativo al sistema integrado de información y orientación profesional, Cagigas explicó que no se ha creado el equipo de coordinación, no hay un plan formativo para los orientadores y sólo se han realizado las acciones específicas que ya se desarrollaban en los institutos. Pero no hay una red de orientación integrada. “Estamos en blanco”, apostilló.

Por último lamentó que el eje dedicado al sistema integrado de cualificaciones profesionales, “tan importante” en este momento de elevados índices de desempleo, “ni siquiera ha empezado a debatirse”. No se ha puesto en marcha el plan experimental de reconocimiento de competencias, que tenía que haber elaborado el Instituto Cántabro de Evaluación y Acreditación, un órgano del que sólo se ha sabido que buscaba “un pisito” para instalarse y “ni siquiera se sabe dónde está ubicado y si existe o no”.