Parodiemos la vida: compartiendo tareas

Por Elena Hernández Lauffer

Elena Hernández LaufferEl otro día se me escarajó mi coche. Debió intuir que iba de disfrute y pensó: que te lo has creído nena. Tu vida seguirá siendo vil condena.
Tuve que llamar al …..1,2,3,4,5,6,7,8,9,10…ya, padre de mis hijas, lalalaaaaaaa, para que me ayudase con ese invento que a todos funciona menos a mi. Eso de positivo con positivo, negativo con ¡ sujeta la puta pinza!!!!! ¡¡¡ Arrancaaa!!!! ¡¡¡ Ahora!!!!!¿ Quieres darle de una vez?
Y que pensará que hago. Antaño le habría puesto sellado el acelerador en la cara pero….. ayysss la experiencia que nos da tablas y me convertí en “yogista “sin necesidad  de cruzar las piernas y meditar al son de un aaammmmmmmm aaaammm.
Mantén la calma, mantén la calma.
El subidón total fue cuando visto que eso no daba el petardazo decidió debíamos empujar vehículo de tracción mecánica calle abajo.
No no no, eso si que no. Que una cosa es que vista yo a lo Indiana y otra que este se crea Jones.
No pienso empujar, no me da la gana.
-¡¡ Pon la segunda!!
-¿ Quien te escucha cara trucha? Piensa Helen, piensa. ¡ voy a llamar a la grúa! Mira, millón de gracias por tu maravillosa y armoniosa ayuda pero puedes marcharte. Dientes dientes( a lo Pantoja)
Que raro, no se va.
Aparece la lluvia. Joder, mucho era.
Aparece la grúa.
Aparece la lluvia, mecánico y grúa.
La lluvia me hace recordar esa canción de la infancia de ” que llueva que llueva la Virgen de la Cueva, la madre que la parió, yo tenía una cabra y la muy puta se murió”. Oye, que rara ¿ no? Se ha colado con la tierna infancia la eterna juventud.
Juventud divino tesoro, ya te vas para no volver.
Se arranca a ” malacompra”. Malasombra observa sin perder detalle. El coche que no carga, se ve que no carga. He de llegar hasta mi casa.
– ¡ APAGA EL LIMPIAPARABRISAS!!
-¿¿¿ Perdón??? No has observado que llueve?? ( madre que me voy a matar a diez metros de casa)
– La grúa: bueno señores yo me voy
( pobre infeliz). Malasombra detrás de él.
– ¡¡¡¡¡Mire , mire, lleva el cargador del tlfn y eso gasta!!!!!
Me siento delincuente. He delinquido con total seguridad.
– Hombre señor eso no gasta nada.
Sin darme cuenta no tengo ningún extra en 5 minutos.
El Yoga y la meditación se alejan mientras Satanás ha decidido entrar en mi cuerpo.
– ¿ Donde está la carátula de mi radio? -El otro simulando el pío pío que yo no he sido-Eh, dame mi radio.
– La radio gasta.
– Ya pero yo quiero mi radio. Yo escucho la radio. Quiero mi música. ¡¡¡Me importa un carajo que gaste mi música!!!!! ¡¡Todo el mundo lleva radio!!
– Yo no se que haces que todo lo que tocas lo jodes.
– Habló Fernando Alonso. Si el Ayuntamiento paga todas las dietas solo con lo que contigo recauda. Normalmente meto el coche en la batidora de casa, lo pongo a velocidad de capullo y para conducirlo llevo guantes de plata.
¿ Manejo un coche o una lata?
Márchate antes de que vean todos que los actores perfectos para ” la Guerra de los Rouse” éramos tu y yo.
Expirar, inspirar, expirar, inspirar… Me lo enseñó la profesora de gimnasia cuando llevaba horquillas de platanitos en la cabeza. Cuando una no sabía que utilizaría las técnicas de relajación más veces que todos” los panes en el milagro de los peces.
También lo enseñaban Epi y Blas. So pena, este era soldado cuando yo era una nena. Ahí está el problema del cambio generacional en las parejas.
Luego todo son quejas.
Mientras uno aprendió con Perejil y Caponata, el otro llegó a conocer las serenatas y se emociona cuando sale el anuncio hippyero de ” paz y amor”, recordando los ochenta con nostalgia y dolor.
Movida ochentera y en la Autónoma las fiestas de Primavera. Ahora fuera de mi vera que la fiesta es que ya dormimos separadas las siestas.
Ayyysss que vida esta. Que ” me se duele el alma” porque no la dejan estar en calma.