Partido sin historia en el Madrigal

El Racing pierde de nuevo en tierras valencianas (2-0) y queda en zona de descenso

 

La verdad es que poco se puede decir de un encuentro que duró sólo quince minutos, los que tardaron los jugadores del submarino amarillo en perforar dos veces la meta de Toño y dejar, con tanto tiempo por delante, el partido decidido.

Porque de ahí en adelante, el Racing no inquietó seriamente las aspiraciones de un Villareal que firma el mejor arranque liguero de su historia, y que continúa con su racha victoriosa en Castellón frente al Racing, que tan sólo ha vencido una vez a los amarillos en su casa, habiendo empatado otro encuentro y perdido los once restantes.

El hecho de que el mejor racinguista del encuentro fuera Toño, revela bastante bien quien dispuso de las mejores ocasiones. De hecho, sin el acierto del meta racinguista, la goleada pudo ser de escándalo, tras las oportunidades sobre todo de Rossi y Nilmar a lo largo de los noventa minutos de juego.

Por parte del Racing, el trabajo incansable de Ariel que consiguió disparar a puerta en un par de ocasiones aunque sin resultado siendo el chut del minuto 36 desviado por López su mejor acción del partido, y un mano a mano de Bolado a pase de Munitis con el tiempo cumplido resumen todo su bagaje ofensivo. La mayor calidad de los amarillos, con cuatro internacionales españoles en su once titular se impuso en todo momento a un cuadro cántabro que echó de menos sobre todo al lesionado Arana y que en ningún momento sobresaltó seriamente al cuadro castellonense, que hagan lo que hagan Madrid y Barcelona, dormirá hoy como segundo clasificado de la Liga.

Los recursos de Portugal dando entrada a Adrián, Colsa y Bolado no hicieron cambiar el rumbo del encuentro, del que aparece como buena noticia además de la actuación de Toño, el debut de Ponce en el centro de la zaga santanderina, aparición obligada por la lesión de Henrique.

Tras esta derrota el Racing queda en zona de descenso con cuatro puntos conseguidos frente a los dieciocho posibles, pobre bagaje para un conjunto que en algún momento de este inicio de la temporada ha ofrecido buenos momentos de fútbol, pero que hoy ante el Villareal se ha presentado como un conjunto plano, sin ideas y con una preocupante debilidad defensiva.

Parece que mucho trabajo le quedan a Portugal y a sus pupilos si no quieren ver complicarse aún más su situación en un mes de octubre en el que se enfrentará a dos rivales directos, Osasuna y Almería y al casi-todopoderoso Real Madrid.