Cantabria

Publicados nuevos hallazgos sobre el Asturiense por investigadores del IIIPC

La prestigiosa revista Quaternary International publica en su último número dos artículos dedicados a los concheros mesolíticos de El Mazo y El Toral III (Llanes, Asturias). La investigación de ambos yacimientos ha sido llevada a cabo por investigadores del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), en el marco del proyecto TRACECHANGE, correspondiente al plan nacional de I+D+I y financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

 

El primero de los artículos analiza el consumo de erizos de mar, cangrejos y percebes por parte de los grupos prehistóricos mesolíticos que habitaron en el yacimiento asturiense del Abrigo del Mazo entre hace 9000 y 7500 años. Si bien los moluscos (lapas, bígaros…) son el componente principal de los concheros prehistóricos, todavía existen muchos interrogantes sobre el papel de otros recursos que aparecen de forma minoritaria, como es el caso de los erizos de mar, cangrejos y percebes. El artículo, liderado por el investigador Igor Gutiérrez Zugasti, junto a Asier García Escárzaga, David Cuenca Solana, Manuel González Morales y los investigadores de la University of York (Reino Unido) Emma Tong y Geoff Bailey, pone de manifiesto la utilización continuada de estos recursos durante al menos 1500 años en el yacimiento, si bien su importancia debió variar a lo largo del tiempo. Esta continuidad, junto al hallazgo de algunas acumulaciones considerables de estos organismos en algunos estratos, llamó la atención de los investigadores, que ante la clásica interpretación en términos únicamente nutricionales de estos recursos (al ser escasos siempre eran tratados como recursos secundarios sin apenas importancia), reivindican el papel que pudieron haber jugado desde un punto de vista social, como parte de fiestas o reuniones cuyo objetivo era fortalecer la cohesión social de estas poblaciones.

 

El segundo artículo, liderado por la investigadora francesa del CNRS, actualmente en la New York University (Estados Unidos), Solange Rigaud junto al investigador el IIIPC Igor Gutiérrez Zugasti, presenta los elementos de adorno utilizados por los pobladores de los yacimientos de El Mazo y El Toral III entre hace 9500 y 7000 años. Las evidencias de simbolismo entre las poblaciones mesolíticas son escasas si se comparan con el precedente Paleolítico superior y su riqueza artística. Sin embargo, en este artículo se presentan resultados que sugieren la existencia de grandes similitudes entre los dos periodos en lo relativo a la adquisición, manufactura y utilización de los ornamentos que los grupos asturienses exhibían en forma de colgantes (collares, broches, pulseras…) realizados con conchas y dientes de mamíferos perforados. Este trabajo ha permitido conocer con mayor detalle el mundo simbólico de estas poblaciones y las relaciones y redes de intercambio existentes entre los diferentes grupos que habitaron en el oriente asturiano durante el Mesolítico.

 

El equipo de investigación liderado por los investigadores del IIIPC Igor Gutiérrez Zugasti, Manuel González Morales y David Cuenca Solana lleva desde 2009 realizando excavaciones arqueológicas en concheros asturienses del oriente de Asturias como parte de diversos proyectos de investigación.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria