Revilla, la marca

Escrito por Juan Manuel Ruiz Gutiérrez

Secretario General, Juventudes Socialistas de Polanco

damblam166.jpg

L

a política está en pleno cambio, se está perdiendo la magia que hacía movilizarse a las masas en la búsqueda de derechos, en la búsqueda de libertades, en la búsqueda de un futuro próspero. El cuerpo a cuerpo de los políticos con la gente mundana donde había que ser uno mismo, donde la espontaneidad era lo que proliferaba, ha dejado paso a un marco donde la estrategia de marketing florece como factor diferenciador. La sociedad nos indica la importancia de tener “una imagen”, una imagen que en múltiples ocasiones no corresponde con la realidad, y esto se suele pagar en las urnas.

A día de hoy, en los Master de Dirección y Administración de Empresas, donde se explica profundamente la investigación de mercados, sale como paradigma del marketing la figura del presidente Miguel Ángel Revilla, marca que va unida a la Comunidad Autónoma de Cantabria así como a las anchoas. Cuando alguien va a la Moncloa en taxi y lleva unas anchoas al Presidente del Gobierno, no lo hace para ser menos que otro presidente de otra comunidad, no, lo hace para diferenciarse del resto, para unir su marca con la gente campechana, imagen que hace más fuerte en los programas de televisión. Las estadísticas dicen que si Miguel Ángel Revilla se presentara a unas elecciones en otra Comunidad Autónoma, el resultado sería una victoria clara, prevaleciendo el valor de la marca.

Como dicen los libros de marketing “la verdad es la percepción que está dentro de la mente del consumidor, en este caso de los ciudadanos y ciudadanas, y, por lo tanto, la verdad de uno mismo no importa, es subjetiva.” Los socialistas nos debemos adaptar más rápido a este cambio y asumir las palabras de Sun Tzu quien decía “si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”.

Dos objetivos prioritarios florecen en la batalla política: conocerse a uno mismo, sus fortalezas y debilidades, y conocer al contrario y todo su “mercado”, conociendo las amenazas y las oportunidades. Haciendo un repaso de la actualidad en nuestra región, los socialistas cántabros presumimos de tener un Gobierno Central fuerte que está ayudando a Cantabria a recuperar el nivel de bienestar perdido durante los últimos años, llegando a la altura en bienestar e infraestructuras de las comunidades vecinas. Nos enorgullecemos de la gestión, del trabajo y del esfuerzo realizado desde el Gobierno Cántabro, donde las políticas sociales prevalecen a lo largo de toda la legislatura, donde las líneas maestras las dirigen los socialistas. La vicepresidenta Lola Gorostiaga ha traído inversiones y bienestar para enderezar el rumbo de nuestra comunidad, basándose en la industria, la educación o el medio ambiente.

El consejero de industria ha fomentado la innovación, el desarrollo e investigación, plasmándose en una realidad como es el parque tecnológico en Santander. Se está respetando el medioambiente, porque hay un consejero que cree en ello, muy bien lo sabemos los que vivimos cerca de la cuenca del Besaya, donde la recuperación es visible, y no podemos olvidarnos del fortalecimiento que esta región ha sufrido en el campo de la educación, con claras políticas de igualdad, el ejemplo lo tenemos en como no regalar dinero público a todo aquel que no apueste por una educación igualitaria. Tenemos un grupo parlamentario liderado por un Francisco Mañanes que ha traído un nuevo aire, amoldándose a la actual crisis financiera proponiendo medidas fiables.

Y no podemos olvidar el esfuerzo que se está realizando en cada unos de los municipios que gobernamos, desde Val de San Vicente, pasando por una agrupación torrelaveguense fuerte con nuevos aires de futuro, la cual es clave en nuestra región, hasta llegar a la otra punta del mapa, donde nos encontramos un Castro que tiene en su mano conseguir una estabilidad que traiga la prosperidad a un municipio donde los socialistas tenemos depositada muchas esperanzas. No me quiero olvidar del gran trabajo que nuestra agrupación de Polanco está realizando al servicio de los ciudadanos y ciudadanas. Por lo tanto, si los socialistas estamos ocupando cada uno de los espacios donde se toman las decisiones, donde nuestro objetivo número uno es el bienestar de todos los cántabros y cántabras, donde somos pieza fundamental en el desarrollo de Cantabria, ¿por qué la gente no nos percibe igual y no tiene claro todos estos conceptos? Es el momento de la reflexión y el diálogo, es el momento de trazar nuestro propio “plan de marketing”, donde la gente pueda conocer todas nuestras políticas.

Tenemos que conocer bien a nuestros adversarios y, porque no, ser lo suficientemente humildes para que aquello que consideramos positivo de cada uno de ellos podamos también explotarlo como propio, porque una de las máximas en marketing es conocer a tu competencia y copiar de ella todo aquello que sea enriquecedor. En este plan no hay cabida para todo aquello que no sume, aquello que esta dañando fuertemente el valor de la marca, es decir, todo aquel factor que solo aparece en momentos puntuales de la vida política, como cuando hay algún reparto de poder, en congresos o en elecciones, o como recientemente hemos visto, alguna persona que una vez que ya no comulga con las ideas socialistas se dedica a realizar manifestaciones en contra de toda aquello que huele a pasado, olvidando que quien está o ha estado en un cargo de confianza ha sido elegido a dedo.

Los socialistas tenemos las ideas, las cuales llevamos a cabo rigurosamente, y si conseguimos transmitirlas claras y concisas, podremos creer que el cambio es posible. Porque no hay que olvidar que la marca es “Miguel Ángel Revilla”, pero ¿cuando ya no esté? Está claro que el plan de marketing del PRC pasa por hacer una transferencia en su propia marca, donde poco a poco ya no solo se visualice a una persona, y sí a un partido completo. No podemos permacer pasivos y pensar que ya vendrán tiempos mejores cuando “la marca” ya no esté, porque el futuro se construye desde el presente.

Juan Manuel Ruiz Gutiérrez

http://juanmanuelruiz.wordpress.com

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia