• 12 de agosto de 2022

Revilla y Barbón asisten a un simulacro de rescate en Picos de Europa

 Revilla y Barbón asisten a un simulacro de rescate en Picos de Europa

Se ha llevado a cabo un ejercicio práctico de montaña para mejorar la capacidad de respuesta de los servicios de rescate

Fotos: Nacho Romero/Gobierno de Cantabria

Santander- 19.07.2022

Los presidentes de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y de Asturias, Adrián Barbón, han destacado hoy la cooperación y la coordinación de los servicios de emergencias de ambas Comunidades Autónomas, después de asistir en Picos de Europa a un ejercicio práctico de rescate en montaña en el que han participado efectivos de ambos territorios.

Se trata de la primera de las actuaciones que se van a realizar anualmente para mejorar la capacidad de respuesta en el marco del protocolo de colaboración que Cantabria y Asturias, junto con Castilla y León, firmaron en 2004 para la atención de emergencias en zonas limítrofes, como es el caso del Parque Natural de Picos de Europa y su área de influencia.

Ambos presidentes han incidido en la importancia de la coordinación y han puesto en valor la labor y la preparación de los efectivos de emergencias, que atienden a la población en situaciones muy complejas y arriesgan su integridad física para salvar la vida de los demás.

Miguel Ángel Revilla ha explicado que Picos de Europa es una de las zonas donde más emergencias se producen a lo largo del año por el especial atractivo turístico de este parque natural que es “el segundo más antiguo del mundo, después de Yellowstone”, con más de un siglo de existencia. En total, en el primer semestre del año se han realizado 58 rescates en toda Cantabria, lo que, en su opinión, justifica la necesidad de invertir en seguridad y llevar a cabo este tipo de prácticas para perfeccionar la intervención en supuestos reales.

Para el presidente cántabro, es importante que los equipos de rescate estén preparados “porque las emergencias surgen” en cualquier momento, si bien ha hecho un llamamiento a la prudencia y la responsabilidad de los ciudadanos para evitar situaciones de riesgo innecesarias, especialmente en un entorno accidentado y cambiante climatológicamente como el de Picos de Europa, que requiere de una cierta preparación.

Y como ejemplo de la colaboración entre los servicios de emergencia de ambas Comunidades Autónomas, Revilla ha mencionado la intervención del helicóptero del Gobierno cántabro, hace unos días, en la extinción de un incendio forestal en Peñamellera.

“Estamos permanentemente en contacto. Cuando ellos necesitan algo, inmediatamente allí estamos, y lo mismo ellos con nosotros”, ha apuntado.

Finalmente, ha recordado los vínculos fraternales que unen a dos territorios que, según ha dicho, “son la misma tribu”.

Por su parte, Adrián Barbón ha señalado que este tipo de ejercicios, además de cumplir con lo establecido en el protocolo de colaboración, permite poner a prueba la preparación de los servicios de emergencia, poner en común experiencias y detectar aquello en lo que se puede mejorar.

Barbón ha agradecido la colaboración de Cantabria en el incendio de Peñamellera y ha recordado que el Gobierno del Principado está haciendo una “importante renovación” de sus medios de seguridad, que afectará también a sus tres helicópteros, dos de incendios y uno de rescate.

Por último, ha reivindicado la unidad de Cantabria y Asturias en defensa del modelo autonómico. “Para nosotros siempre es un placer aprender con Cantabria y demostrar a la gente lo importante y lo útiles que son las comunidades autónomas”, ha concluido.

Los presidentes han seguido el ejercicio a través de las imágenes enviadas por los drones al Puesto de Mando Avanzando (PMA) desplegado en las inmediaciones del Hotel-Refugio de Áliva, donde han estado acompañados por las consejeras de Presidencia de Cantabria, Paula Fernández Viaña, y de Asturias, Rita Camblor, y el alcalde de Camaleño, Óscar Casares, entre otras autoridades.

Desarrollo del ejercicio

El ejercicio ha tenido como objetivo simular y entrenar sobre el terreno el Protocolo Operativo de Rescates en Montaña, establecido por la Dirección General de Interior del Gobierno de Cantabria para situaciones que, por su complejidad, requieren de una especial coordinación. Concretamente, se ha recreado el rescate de dos montañeros y un guía en la zona del Espolón de los Franceses, Canal del Vidrio y Peña Vieja.

Inicialmente se ha realizado la búsqueda de las víctimas por tierra y en altura con la ayuda de drones y, una vez localizadas, han sido rescatadas con la intervención de medios aéreos y efectivos del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de Potes por tierra.

En el operativo han participado el helicóptero del Ejecutivo cántabro, bomberos y personal del Centro de Atención a Emergencias del 112 de Cantabria, efectivos del Medio Natural y del Parque Nacional de Picos de Europa, el GREIM de la Guardia Civil, el Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias y su unidad de drones. Finalmente, helicóptero asturiano no ha podido intervenir porque ha sido requerido para atender una emergencia real.

La coordinación del ejercicio se ha llevado a cabo desde el Puesto de Mando Avanzado, con el apoyo del 112 de Cantabria y Asturias.

Campaña ‘Prevenir es… vivir’

De forma previa, Miguel Ángel Revilla y Paula Fernández Viaña, junto con el director del 112, Íñigo Claramunt, han participado también en el inicio de la campaña ‘Prevenir es… vivir’, con la que el Servicio de Emergencias del Gobierno de Cantabria difunde consejos preventivos para actividades de montaña.

La finalidad es crear una conciencia de autoprotección en los ciudadanos que ayude a evitar accidentes a la hora de practicar senderismo y aquellos otros deportes que se realizan en áreas de montaña, cada vez más populares entre la población. Solo en el primer semestre del presente año estas actividades han requerido de la realización de 58 rescates, cifra que asciende a 139 en el balance final del pasado año 2021.

Con esta acción, el Servicio de Emergencias 112 insta a la ciudadanía a preparar la actividad con sencillas recomendaciones como planificar el recorrido (distancia, desnivel, tiempo…); informarse de las previsiones meteorológicas; llevar el móvil cargado y, en la medida de lo posible, baterías auxiliares; portar agua, comida, un pequeño botiquín, mapa, brújula o GPS, e informar a familiares o amigos del plan previsto y de la hora estimada de regreso.

Una vez en ruta es mejor salir siempre acompañado y, entre otras recomendaciones, es necesario adaptar la actividad a la condición física que se tenga, en el caso de grupos, a la persona con menor resistencia; adecuar la ropa y el equipo a la época del año y las condiciones del terreno y, si la meteorología se vuelve adversa, se aconseja interrumpir la marcha y dirigirse a un lugar seguro. Es muy importante también administrar las fuerzas para el regreso, tener siempre en cuenta el ocaso y evitar pasos de riesgos como laderas, cortados o pedreras.

Por último, desde el Gobierno de Cantabria se recuerda que ante cualquier emergencia hay que llamar al 112 para que sus profesionales valoren la situación y movilicen los recursos que sean necesario para atender la situación que se haya producido.

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia