Revilla y Botín garantizan el éxito del programa ‘Patrimonio y Territorio’ en el Nansa y abogan por trasladarlo a otras zonas

Han visitado algunos de los proyectos en marcha y se han reunido en Puentenansa con los alcaldes de los seis municipios integrados en la iniciativa

 

 

 

El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y el presidente de la Fundación Marcelino Botín, Emilio Botín, han garantizado esta mañana el éxito del programa ‘Patrimonio y Territorio’ en el Valle del Nansa tras la visita que han efectuado a varios de los proyectos en marcha y la posterior reunión mantenida en Puentenansa con los alcaldes de los seis municipios afectados.

Revilla y Botín han destacado el impulso que esta medida de dinamización rural va a suponer para la zona y han abogado por trasladarlo a otras zonas de la región con características similares, como podría ser el Valle de Soba.

El Presidente cántabro ha puesto el acento en la necesidad de mantener una población fija en las zonas rurales para evitar su “desertización”. En su opinión, el Nansa es “una joya en peligro” y “sin ganaderos ni actividad rural no hay posibilidad de mantener la orografía que conocemos ahora y que tanto nos maravilla”.

Por ello, ha asegurado que el Gobierno regional apoya “al cien por cien” este programa que, financiado por la Fundación Marcelino Botín y con el respaldo de los ayuntamientos afectados y de sus poblaciones, es una “garantía absoluta de éxito” y “no pude fracasar”.

Revilla ha elogiado la figura de Emilio Botín, su “filantropía” y el “amor por Cantabria” que profesa, por lo que se ha referido a él como “el más importante de los cántabros y españoles” y un “lujo” para la Comunidad, poniendo como ejemplo su participación directa en el Proyecto Comillas y su decisiva intervención para ubicar en la región la sede española de Colegios del Mundo Unido y el quinto Centro de Proceso de Datos del Banco Santander.

Según el Presidente, ese carácter filantrópico responde a una “genética propia” de los cántabros que les lleva a “no olvidar nunca los orígenes”.

Por su parte, Emilio Botín ha agradecido las palabras de afecto de Miguel Ángel Revilla y ha valorado “las gestiones tan importantes que hace para Cantabria”. Además, ha reiterado el compromiso de la Fundación con la Comunidad y, concretamente, con el Valle del Nansa a través del proyecto ‘Patrimonio y Territorio’.

Finalmente, ha felicitado a los alcaldes por el esfuerzo que realizan para potenciar los recursos de la comarca y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. “El desarrollo económico y social del mundo rural es uno de los grandes desafíos del siglo XXI”, ha dicho, además de mostrarse satisfecho por esta fórmula “tan innovadora de colaboración entre la sociedad civil y los poderes públicos”.

La visita

Revilla y Botín han conocido de primera mano varias de las actuaciones integradas en el programa, como la rehabilitación de la iglesia de San Mamés de Polaciones, que concluirá en primavera del año que viene. Además, el Presidente ha mostrado al banquero la casa en la que vivió sus años de infancia y la escuela donde estudió, en la localidad de Salceda.

Posteriormente, ambos se han reunido en el edificio de la Mancomunidad de Municipios del Nansa, ubicada en Puentenansa, con los alcaldes de los seis ayuntamientos integrados en el programa, Teodoro Ruiz (Polaciones); Manuel Grande (Tudanca); Venancio Fernández (Lamasón); José Miguel Gómez (Rionansa); Francisco Linares (Herrerías) y Secundino Caso (Peñarrubia), para analizar el avance de los mismos. Hasta el momento, la Fundación ha invertido un total de 3,7 millones de euros.

También han estado presentes el director de la Fundación Marcelino Botín, Rafael Benjumea, y el director del programa, José María Ballester, entre otros.

Al término de la reunión, Revilla y Botín han recibido como obsequio de la Mancomunidad de Municipios del Nansa unas albarcas y un ‘porro’.

El programa

‘Patrimonio y Territorio’ tiene por objeto promover el desarrollo sostenible de este espacio rural mediante la potenciación de sus recursos naturales, paisajísticos, económicos y culturales. Se trata de una iniciativa pionera en Europa que tanto el Gobierno regional como la Fundación Botín pretenden exportar a otros países y regiones.

Entre sus ejes principales, destacan la mejora y gestión del patrimonio territorial y paisajístico, la innovación y búsqueda de actividades alternativas, el apoyo al tejido social y la implicación de los habitantes, con el fin de evitar el despoblamiento de este entorno.

Entre otras acciones, el Plan incluye la promoción de la industria del caballo y actividades económicas relacionadas con productos locales ganaderos y agrícolas; la restauración de la Iglesia parroquial de San Mamés o actividades de animación socio cultural, algunas de las cuales Revilla y Botín han conocido esta mañana de primera mano.

Para garantizar la ejecución de los distintos programas existe una comisión de seguimiento integrada por representantes de varias consejerías del Gobierno, miembros de la Fundación Marcelino Botín, los alcaldes implicados y expertos en cada uno de los proyectos.