Un punto para la esperanza

Toni Moral anotó el gol del empate a uno y confirma la excelente racha del Racing a domicilio

Una jugada puntual condicionó el partido en el primer minuto de juego. Otra acción precisa, en el 84, resolvió el empate. El 1-1 racinguista en Riazor, frente a un candidato a disputar competición europea, se produjo entre dos jugadas bien distintas. En medio, un partido desigual y un Racing que hubo de luchar contra corriente.

El técnico Miguel Ángel Portugal valoró la capacidad de reacción de los verdinegros, certificada con dos ocasiones de Tchité, quien sigue inoperante en ataque, y Diop en los minutos 4. Un partido más, y sólo quedan siete, un punto más y la misma distancia sobre los equipos en peligro real. Es más, a la salida de Riazor el Racing comprueba cómo sus contrarios tienen que ganar en apenas siete jornadas tres partidos más de los que logren adjudicarse los cántabros.

Además, y realmente es lo más importante, se ha aventajado a Real Zaragoza y Málaga, en tanto que se conserva la ventaja sobre los oponentes más directos. Y esto, en pleno sprint final, puede contar, y mucho.

No sabemos qué tiene A Coruña, pero siempre pasa algo. Además de puntuar en las últimas visitas, salvo la campaña 08/09, al Racing siempre le ocurre algo para bien o para mal. Esta vez fue un gol en contra en el primer minuto. Así, los racinguistas tuvieron que jugar con todo en contra y sobreponerse a base de tesón, constancia y réplicas ante un enemigo que se jugaba puntos de Liga Europea o Liga de Campeones.

El Deportivo prolongó a seis su racha de jornadas sin conocer la victoria y el Racing volvió a ser el cuadro eficaz a domicilio. De salida los gallegos sorprendieron en una jugada que, según Portugal, estaba prevista y después, el trabajo contracorriente, a base de labor sin bajar los brazos, dio el resultado de sumar un punto. Mantienen los racinguistas su diferencia sobre la zona de peligro y siguen en el sprint decisivo con claras opciones de alcanzar la meta buscada. A pesar del desajuste en el segundo 37, que facilitó un envío del meta Aranzubía, desde su área, con Riki anticipándose a Oriol y Coltorti, marcando de suave toque.

El Racing buscó, de forma inmediata, la reacción y a las ocasiones iniciales de Tchité y Diop se agregó la del burundés en el minuto 32, culminando una combinación de Colsa y Munitis enviando el balón a las manos del meta local. Las alternativas coruñesas estuvieron en los minutos 16 y 24, con dos remates de Riki, que parecía otro una vez reanimado con su gol inicial, que resolvió Coltorti con sus despejes. Pasada esta fase inicial, de ritmo y ocasiones en ambas áreas, se entró en una etapa de discreción.

La primera mitad se cerró con una falta desde la izquierda en la que Colsa desvió de cabeza y la bola golpeó en la base del poste izquierdo. Los lances de gol dibujaron un encuentro que tenía menos entidad de la que pretendían sus protagonistas. Los cántabros, lejos de entregarse por el revés del segundo 37 se abrieron en busca de la igualada. Se resistía y así se entró en una segunda mitad, en la cual se pasó de dos equipos que llegaban fácil al área rival, de seis córners en poco más de un cuarto de hora, de más ocasiones que juego, a una salida deportivista en busca de solventar la cita.

El comienzo de la segunda parte fue, pues, blanquiazul, con líneas adelantadas, entradas por las bandas y fútbol impreciso, pero voluntarioso. A los diez minutos Guardado dispuso de una oportunidad, pero salvó el despeje de Guardado. Con todo ello, Portugal optó por dar mayor poder ofensivo a su juego. Entraron, primero, Iván Bolado y Xisco, pasando Munitis a la banda izquierda, en lugar de actuar de enlace. Un poco más tarde dio acceso a Toni Moral que, a la postre, iba a resultar decisivo.

Los 20 últimos minutos entretuvieron por causa de las oportunidades. Así, al filo del 70 Munitis, a pase de Arana, se quedó solo ante Aranzubía, pero su pase atrás no fue rematado y otra contra dio una buena opción a Bolado, que no atinó con su cesión retrasada. El peligro rondaba las dos áreas, como el remate de Lasad, a pase desde la derecha o un cabezazo de Rodríguez. Eran algunas de las acciones según las cuales el marcador podía haber variado más. Pero tuvo que ser un pase de Munitis, de nuevo en la banda derecha, para que Toni Moral, junto al palo, se adelantara a un rival y anotara el empate.

Con estas variedad de alternativas, más que de balompié de entidad, con un Racing ansioso por sumar, al menos un punto, y con un Dépor que también tenía sus opciones, se zanjaba un choque en el que lo más positivo fue el punto. Sumar a estas alturas del campeonato es decisivo y el Racing, gracias a su empeño y constancia, agregó un punto. La meta está más cerca y vuelve a demostrarse que lo más interesante es asegurar, lo antes posible, la continuidad, un año más, entre los mejores del balompié español.

FICHA TÉCNICA

Deportivo: Aranzubia; Laure, Colotto, Lopo, Raúl; Juan Rodríguez, Antonio Tomás (Iván Pérez; min.64), Sergio, Guardado; Riki (Bopdipo; min.81) y Adrián (Lassad; min.67).

Racing: Coltorti; Crespo, Oriol, Torrejón, Cristian; Arana (Toni Moral; min.69), Colsa, Diop, Serrano (Bolado; min.58); Munitis y Tchité (Xisco; min.58).

 Goles:

1-0 M. 1, Aranzubía lanza en largo, desde su área, a Riki, quien gana la posición a Oriol y bate a Coltorti en su salida, con un suave toque.

1-1 M. 84, Jugada de Munitis por la banda derecha que completa con un centro pasado y preciso al que llega Toni Moral, quien marca de cabeza, junto al palo, y en pugna con un rival.

Árbitro: Mateu Lahoz (Colegio Valenciano). Mostró amarilla a Oriol (min.91), por parte del Racing.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimoprimera jornada del campeonato nacional de Liga, disputado en el estadio de Riazor ante 16.000 espectadores.