Alemania le mete un pepino a España, y debe asumir sus responsabilidades

{xtypo_dropcap}A{/xtypo_dropcap}lemania le ha metido un buen pepino a España, denigrando públicamente la imagen de los productos de la huerta españoles, y creemos que ese enorme desliz, ese tremendo error, no debería salirle gratis al país teutón. Al menos, no deberían irse ‘de rositas’ ninguno de los responsables alemanes de ese gigantesco daño producido sin motivo contra una parte del sector primario que tiene en la exportación de productos, de la máxima calidad como así lo reconocen todos los estudios, un valioso aliado para lograr cuadrar los balances.

La huerta española es ejemplar, desde la semilla hasta la recolección, desde los pepinos hasta los tomates, lechugas o pimientos, y si en el eslabón final de la cadena, en aquel transportista o almacenista de Hamburgo, infectaron los pepinos con una bacteria mortal, es ahí, y no en el productor español, donde deben buscar y castigar a los culpables.

Mientras tanto, los españoles, ciudadanos sabios y listos, siguen disfrutando en sus comidas con las mejores viandas, y los mejores productos de la huerta, en ensalada, o como guarnición de otros sabrosos platos de nuestra variada y extraordinaria gastronomía. Al rico pepino.