Cervezas de Cantabria, entre las mejores del mundo

  • La consejera de Ganadería Blanca Martínez traslada en Liérganes su felicitación a Dougall’s y les anima a ganar en producción sin perder su autenticidad
  • Martínez anuncia que el Centro de Investigación y Formación Agraria impulsa un proyecto para crear la primera cerveza cántabra sin gluten

Santander 05.10.2014

La fábrica artesana de cerveza Dougall’s (Cervezas Artesanas de Cantabria SL) ha situado su producto en el cuadro de honor del Ratebeer, uno de los ranking más reputados en el mundo. Se trata de la marca 942, una cerveza pale ale rubia que ha logrado abrirse un hueco en el mercado nacional e internacional.

La consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, ha trasladado personalmente su felicitación a Andrew Thomas Dougall y Enrique Cacicedo Ruiz, socios propietarios de la firma que se ubica en el barrio La Vega 51 de Liérganes.

Martínez visitó las obras ejecutadas recientemente en la empresa, que prevé contar con 12 trabajadores en 2016, para mejorar el proceso productivo, de transformación y comercialización. Han supuesto en su conjunto una inversión de 138.220 euros, a la que el Gobierno de Cantabria ha contribuido con 45.911 euros dentro de su estrategia de apoyo a la industria agroalimentaria de la comunidad autónoma.

“Andrew y Enrique ejemplifican a la perfección cuál es el potencial de nuestra industria agroalimentaria. A su pasión por lo que hacen suman una especial sensibilidad por la calidad, que es clave para difererenciarnos en el mercado, pero también por avanzar en procesos de fabricación que les permitan ganar en competitividad, generar economías de escala sin perder esa autenticidad que les ha situado en el lugar que merecen”, indicó Martínez.

La consejera ponderó la excelente evolución que ha experimentado el sector de bebidas dentro de la comunidad autónoma en fechas recientes. En este sentido, y junto al auge de la cerveza artesanal, Martínez añadió la progresión de la fabricación de sidra, de forma que existen productores en áreas tan distantes como, por ejemplo, Guriezo, San Miguel de Aras, Villaverde de Trucíos, La Encina de Cayón, Guarnizo, Lamasón, Lamadrid, Cabañes, Aniezo, Campoo…

Citó también los reconocimientos internacionales cosechados por Siderit, merced a su ginebra y su vodka, o el crecimiento del sector del vino.

“En lo que llevamos de legislatura, Cantabria ha logrado doblar prácticamente su producción dentro del sello Vino de la Tierra ‘Costa de Cantabria’, de 80.800 litros en 2011 a 149.400 litros en 2013, así como ha superado esa marca en el caso del Vino de la Tierra ‘de Liébana’. En este caso, se ha pasado de 31.600 litros a 65.500 litros. En ambos sellos, se ha registrado además un incremento de productores y bodegas, así como se ha mantenido estable la superficie de viñedo inscrita en la Oficina de Calidad Alimentaria. Realmente es fantástico, y me satisface especialmente por los productores porque sé que no les ha sido fácil conseguirlo. Me siento muy orgullosa de todos ellos”.

Auge de la cerveza experimental

La consejera avanzó que actualmente el Centro de Investigación y Formación Agraria ejecuta un proyecto para elaborar cerveza sin gluten. Cuenta con la participación de ocho empresas cántabras presentes en el emergente sector cervecero: Cervezas Artesanales de Cantabria SL (Dougall’s), Estela de Cantabria SL (La Colegiata), Centro de Investigación La Mozuca (La Cervezuca); Cervezas Ibre SL; Cervezas Art Portus (Blendium Portus); Cervezas Artesanas del Asón (La Cierva); Cerveceros Artesanos de Cantabria (La Grúa) y, finalmente, Compañía de las Tierras Altas.

“Se trata no sólo de dar respuesta a una demanda que existe en el mercado, sino también de descubrir nuevas oportunidades de empleo y ayudar a los productores en materia de investigación”, indicó Martínez, para quien este modelo “podría aplicarse también a otros de los productos de la comunidad que se han situado ya por méritos propios en el mapa de la excelencia de España”.

“Nunca me cansaré de repetir que la industria agroalimentaria es uno de los nichos más evidentes que existen en esta tierra para generar riqueza y crear puestos de trabajo –concluyó la consejera-, pero además para consolidar la progresión del desarrollo rural, habilitar rentas que complementen a las tradicionales del sector primario y, cómo no, fortalecer y enriquecer nuestra identidad como comunidad autónoma”.