Diego afirma que el PSIR de El Bojar causará un enorme perjuicio y exige al Gobierno su retirada

Ignacio DiegoEl presidente del Partido Popular de Cantabria, Ignacio Diego, considera necesario exigir al Gobierno regional “la retirada inmediata y urgente” del proyecto del PSIR de El Bojar, debido a que, a juicio del presidente de los populares cántabros, causará un “enorme perjuicio a un gran número de familias que están amenazadas por la expropiación de sus hogares y también de sus negocios”.

En opinión de Ignacio Diego, el Ejecutivo cántabro tiene la posibilidad de desarrollar estas viviendas de protección “en el suelo disponible a tal efecto en los municipios de Camargo y Bezana”. Según Diego, este suelo está dentro de la planificación urbanística municipal y ha sido aprobado por la propia Comisión Regional de Urbanismo.

Diego añade que “no es entendible y exige una explicación urgente”, añadió el presidente de los populares cántabros, quien preguntó “cómo es posible que el Gobierno, incapaz durante años de desarrollar una política de vivienda de protección, retome a estas alturas este proyecto de PSIR que pretende un desarrollo urbanístico fuera de los planes municipales, en una zona con un alto impacto ambiental, y donde residen muchas familias que se sienten con razón amenazadas por la decisión del Gobierno”.

Nada tiene lógica

En su opinión “nada de esto tiene lógica”, por lo que calificó como un “disparate” que el Ejecutivo cántabro recurra al proyecto de El Bojar “cuando ambos municipios cuentan con cientos de miles de metros cuadrados de suelo disponible para la construcción de este tipo de viviendas dentro de sus planes de ordenación”.

Suelo que, según Ignacio Diego, “está a disposición del Gobierno y en el que no se atenta contra la propiedad de las personas, y que reúne condiciones óptimas para su urbanización, mientras que el área de El Bojar presenta notables inconvenientes desde el punto de vista técnico”.

Los alcaldes de ambos municipios están en contra de este plan del Gobierno

Tras insistir en que “hay cosas que exigen explicaciones”, Diego ha recordado que ya en el año 2006 “este PSIR de El Bojar sembró enormes dudas por determinadas maniobras de adquisición de terrenos que hacían pensar en utilización de información privilegiada, hasta el punto de que el propio Gobierno, cuando aparecieron las denuncias públicas, fingió abandonar el proyecto”.

“Deben explicarnos por qué se retoma a última hora, con la disculpa de la construcción de viviendas sociales, cuando estas mismas viviendas pueden ser construidas en suelo urbanizable de ambos municipios”, subrayó.

Intereses “ocultos”

Para concluir, el líder de los populares cántabros afirmó que “han de explicar qué intereses ocultos hay en una operación que se sale de toda lógica y que supone una amenaza para el futuro de muchas familias que tienen allí su vivienda o su negocio, y que se encuentran actualmente en una situación de indefensión y enorme preocupación”.