Santander

El alcalde pide a Costas un estudio para proveer de arena a las playas del norte de Santander

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha solicitado hoy a la Dirección General de Costas que encargue un estudio a la Universidad de Cantabria (UC) para determinar las medidas a realizar para proveer de arena a las playas del norte de la ciudad, especialmente las de la Virgen del Mar y La Maruca.
De la Serna se mostró “francamente preocupado” con la pérdida de arena en estos dos espacios como consecuencia de temporales de años anteriores que no se ha recuperado, restando posibilidades de uso a los vecinos de Santander y los turistas, por lo que consideró muy importante que Costas inicie los trámites y encargue a la UC un estudio para garantizar la pervivencia de estos arenales.
El alcalde, acompañado por la concejala de Medio Ambiente, Carmen Ruiz, ha mantenido una reunión con la directora general de Costas, Alicia Paz, quien le ha confirmado la adjudicación del proyecto de recuperación de la estabilidad de los arenales de La Magdalena, Bikinis y Los Peligros a una consultoría y el próximo inicio de la redacción del mismo.
Para ello, se establecerá un grupo de trabajo del que formará parte el Ayuntamiento, con el fin de que esté presente a lo largo de la redacción del proyecto y del proceso para construir los elementos que aseguren la estabilidad de estas playas.
El grupo de trabajo lo conformarán, además, la propia Dirección General de Costas, miembros de la consultoría encargada de redactar el proyecto y la Universidad de Cantabria.

Mejora de los accesos a la Virgen del Mar
El alcalde presentó a la Dirección General de Costas un proyecto en el que el Ayuntamiento viene trabajando en los últimos meses para la mejora del entorno y los accesos de la playa de la Virgen del Mar, cuyo presupuesto ronda los 445.000 euros.
Esta actuación supondría la mejora de los accesos a la playa, la ordenación de los usos actuales, la regeneración de praderas, la instalación de bocas de riego para mantenimiento y limpieza y la habilitación de un paseo y un carril bici, preservando los valores naturales del entorno.
Según informó el Ayuntamiento de Santander, la Dirección General de Costas trasladó a los representantes municipales que no va a poder asumir este proyecto al no disponer de financiación, por lo que el Ayuntamiento ha propuesto que se acometa a corto plazo, al menos, las actuaciones que tienen que ver con la mejora de las condiciones de seguridad de los accesos, claramente comprometidas por el paso del tiempo.
Por ello, el alcalde se comprometió a presentar en pocos días una separata del proyecto para que, con la máxima urgencia, pueda ejecutarse este subproyecto correspondiente a la mejora de los accesos.

Retraso en la tramitación de la senda costera
Por otra parte, la Dirección General de Costas anunció que aún no ha finalizado el trámite correspondiente a las expropiaciones para la senda costera de Cabo Mayor a la Virgen del Mar, un trámite que el Ayuntamiento completó, en la parte que le corresponde, hace meses.
No obstante, Costas confía en acabar después del verano, aunque no iniciará la tramitación de la licitación de la obra hasta que no esté concluido el proceso, lo que supone que, en el mejor de los casos, la adjudicación se produciría a mediados de 2011, con un retraso importante sobre las previsiones que se habían trasladado inicialmente al Ayuntamiento.
El alcalde planteó en la reunión la situación en la que quedarán los espacios públicos municipales, como el aparcamiento del Camello y el parque de Mesones, afectados por el deslinde del dominio público marítimo-terrestre que ha efectuado Costas.
De la Serna manifestó su preocupación por la distribución de la responsabilidad y competencias entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento sobre esos espacios y propuso iniciar los trámites de una nueva concesión para garantizar que existe un respaldo jurídico y que esos espacios se siguen utilizando de la manera que lo vienen haciendo a través de sendas concesiones que el Ayuntamiento solicitará a Costas.
También se mostró preocupado por la finalización del período de concesión del balneario de La Horadada. “Entendemos que ofrece un servicio muy valioso a la playa, no sólo de restauración, sino en actividades deportivas y de ocio, como las ligadas al surf, el windsurf o el piragüismo”, explicó el alcalde, por lo que se ha solicitado a la Dirección General de Costas que valore la posibilidad de que, restaurando el edificio, se pueda abrir una nueva concesión, que incluya, además de estos servicios, una dotación pública como un Centro de Interpretación de la Bahía de Santander.

You may also like

Comments are closed.

More in:Santander