El centro de la región, la Cantabria del Ebro, Liébana y el Valle de Villaverde estarán en alerta naranja por nieve

La Dirección General de Protección Civil y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria aconsejan extremar las precauciones en el centro de la región, la Cantabria del Ebro, Liébana y el Valle de Villaverde, ya que todas estas zonas estarán a partir de media noche en alerta naranja por nieve.

El aviso se mantendrá activado en este nivel desde las 00:00 horas del martes hasta las 00:00 horas del jueves. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé para el martes una cota de nieve entre los 400 y 500 metros al principio, bajando hasta a los 100-200 metros. No se descartan nevadas a cualquier cota al final del día.

En la zona de Liébana y la Cantabria del Ebro se registrarán acumulaciones de 20 centímetros, mientras que en el centro de la región y el Valle de Villaverde se esperan espesores de 8 centímetros.

Para estos días, ambos organismos recomiendan evitar la utilización del coche si no es imprescindible; solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica; en caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno y ropa de abrigo; y prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada.

En el caso de quedarse atrapado en el coche por la nieve se recomienda permanecer dentro del vehículo, con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo. Es muy importante evitar quedarse dormido y comprobar que la salida del tubo de escape está libre para evitar que el humo penetre en el habitáculo; y llamar 112 indicando situación para que pueda ser rescatado lo antes posible.

Se recomienda no salir a la montaña. En el caso de que el temporal pueda sorprenderle ya en zonas altas, se recomienda mantenerse continuamente informado de la situación meteorológica y de los riesgos de aludes; informarse de los refugios cercanos; llevar el móvil cargado o sistemas de comunicación alternativos; respetar las indicaciones, señalizaciones y prohibiciones, y extremar las precauciones.