El puerto de Laredo será “el mejor puerto pesquero y recreativo del norte de España”, según Revilla

“Hoy Laredo es mucho más Laredo y Cantabria mucho más infinita”. Son palabas del Presidente regional, Miguel Ángel Revilla, en la inauguración ayer del nuevo puerto pesquero-recreativo de la villa pejina, que en su opinión es el “el mejor del norte de España”. Miles de personas presenciaron la puesta en servicio de una de las actuaciones de infraestructura más importantes de cuantas ha acometido el Gobierno regional en los últimos años, con un presupuesto final de 77.220.121 euros. De ese total, el Ejecutivo cántabro ha aportado 45.855.185 euros a través de Puertos de Cantabria, mientras que el resto de la inversión corresponde a la empresa concesionaria de la instalación, Marina de Laredo, que tiene los derechos de explotación por un periodo de 40 años.

 

Revilla no ocultó su emoción por ver hecha realidad una antigua reivindicación de los laredanos y dijo que la villa gana al mar una zona de esparcimiento “maravillosa” para que los ciudadanos disfruten del paseo y de unas vistas al Cantábrico inmejorables. “Estar hoy aquí justifica casi una vida entera de trabajo dedicada a Cantabria”, dijo. 

Al acto asistieron los consejeros de Obras Públicas, José María Mazón; Medio Ambiente, Francisco Martín, e Industria, Juan José Sota; el alcalde de Laredo, Santos Fernández Revolvo; el patrón mayor del municipio, Braulio López; el director Puertos de Cantabria, José María Díaz, y otros representantes de la Corporación local.

El nuevo puerto en cifras

 

Protegido por un dique de abrigo exterior de 730 metros de longitud y un contradique paralelo a la playa Salvé de 380 metros, el nuevo puerto pesquero-recreativo tiene cabida para 1.043 atraques deportivos (859 nuevos más los 184 existentes), a los que hay que sumar las 200 plazas habilitadas en la marina seca para embarcaciones menores de 8 metros. De esta forma, alberga casi el 30 por ciento de los amarres deportivos que hay en Cantabria.

 

La dársena deportiva dispone de una superficie total de 126.000 metros cuadrados y la pesquera de 37.500 metros cuadrados, con lo que se ha generado una lámina de agua abrigada de casi 165.000 metros cuadrados. Ambas están separadas por un espigón de 180 metros y a ellas se accede por una bocana de 70 metros de anchura.

 

El proyecto ha contemplado igualmente la construcción de la nave que acoge la marina seca, las bodegas y talleres, la sede de Capitanía Marítima y la estación depuradora, instalaciones a las que hay que añadir la nueva lonja y la fábrica de hielo que la Consejería de Obras Públicas ejecuta en estos momentos con un presupuesto de casi 3 millones de euros.

 

Por otro lado, se ha confeccionado un aparcamiento para 410 vehículos y, en conjunto, se ha configurado todo el espacio como una zona de esparcimiento y paseo para los ciudadanos. La extensión total del ámbito portuario es de 377.650 metros cuadrados, de los cuales 82.200 son de superficie útil terrestre.