Hacia los seis millones de dramas

Por Manuel Haro Alcalde

{xtypo_dropcap}U{/xtypo_dropcap}n parado, un drama. Demasiado drama para quien no tiene donde ganarse la vida. Pero si traspasamos la barrera de los cinco millones. Es más: si nos acercamos peligrosamente a los seis, ya son demasiados dramas.

La última encuesta de población activa nos acerca a ésa cifra que si a quienes no estamos en riesgo (de momento) nos afecta, qué será lo que puedan sufrir tantas criaturas que están con el Cielo arriba y la Tierra abajo.
Y nunca peor dicho, porque los dramas no vienen solos. Nos encontramos con la tragedia de los desahucios. Empiezan a llegar hasta suicidios. ¡Qué situación estarán pasando para decidir quitarse la vida!
Verán: he llegado a una conclusión. Soy de otro mundo, porque mi mente no está preparada para asimilar algo tan surrealista, como increíble y patético. ¿Cómo se puede echar a la calle a una familia porque no tiene dinero para pagar la hipoteca y que, además, esté obligada a seguir pagando?
Si no tiene dinero, ¿cómo va a pagar?. Y si tienen que seguir pagando, ¿por qué no les dejan seguir en la vivienda?. Al menos, no habría gente en la calle, niños, abuelos… ¡¡qué vergüenza!!.
Pero volvemos a lo de siempre: es que la Ley, lo dice. Pues si la Ley lo dice, será porque además de inhumana, está mal. Y si está mal, habrá que cambiarla, pero ¿cuánto tiempo llevamos así?.
Entre unas cosas y otras, cada día sufrimos más y vemos más lejos la luz del túnel. En el caso del paro, se impone un pacto de estado para el empleo ¡YA!. Los grandes partidos, tienen cada vez menos credibilidad. Unos, el PSOE, que después de perder «aceite» en Galicia y País Vasco, sólo gobiernan en Asturias y Andalucía. Y ambos casos, con refuerzos. Pero queda Cataluña. ¡Menudo caramelo envenenado!
Otros, el PP, porque de poco le está sirviendo la mayoría absoluta, ya que en temas concretos no tiene agallas para hacerla valer. Entonces, lo que se impone es dejar a un lado críticas de herencias, corrupciones (sin que éstas queden sin castigo, que ésa es otra) y demás cruces de acusaciones. Hay que poner manos a la obra y buscar soluciones de urgencia. Estamos ya en condiciones de exigir lo que hasta ahora se nos está negando. Y ya está bien. Ya vale.

 

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia