¡Manos arriba. Esto es un atraco!

Por Manuel Haro Alcalde

Manuel Haro Alcalde{xtypo_dropcap}Q{/xtypo_dropcap}ue somos un país de mamarrachos, es cada día más evidente. Que Miguel de Cervantes quedose corto y que le echamos en falta en éstos tiempos, es una razón.
La última (por el momento), nos sitúa en Andalucía (¡qué raro!), donde un grupo de “trabajadores sindicados”, liderados por un Diputado (aunque parezca mentira) que forma parte del gobierno que preside Griñán y como refuerzo para disimular una derrota histórica después de 30 años, asaltan dos propiedades en forma de empresas privadas dedicadas a dar trabajo a miles de españoles, para desvalijar estanterías de alimentos, so pretexto de que “el pueblo tiene hambre”.
¡Hay que joderse!. Y el Diputado en cuestión, Alcalde de Marinaleda, para más señas, extravagante de vestimenta y Diputado por… ¿qué más da, si el delito es el mismo?. Pero, bueno: de I.U. y que, por ésa causa, no podrá ser juzgado por su condición de aforado, no sólo trata de justificar el asalto “a carro armado”, sino que obtiene el respaldo de otros tan irresponsables como él.
Dice que que no cobra dos sueldos (el de Alcalde y el de Diputado) y que si alguna vez lo hizo, fue porque “no se dio cuenta”. ¡Hay que echarle un par de…!
Bueno, pero el de Diputado, no estará mal, ¿no?. ¡Digo yo!. En cuyo caso, es más que probable que no forme parte del pueblo que “pasa hambre”, por lo que debe suponerse que llevará a su casa gente hambrienta de vez en cuando para invitarles a comer. A fin de mes, llega. Seguro.
Y lo peor del caso es que no conforme con el esperpéntico espectáculo (hay que buscarse la vida para llamar la atención), amenaza con repetir. ¡Mira, una idea!, ¿Por qué no lo intenta con una entidad bancaria?. Allí seguro que “pillaría”… salvo que al contrario de los supermercados, tuviera que hacerlo al reincidente estribillo de: “¡Manos arriba. Esto es un atraco!”, porque de lo contrario, resultaría bastante complicado.