Cantabria

Industria apoya la inversión e impulsa la competitividad de las empresas de Cantabria con 7,2 millones de euros

Juan José Sota, en fotografía de Lara Revilla / Gobierno de Cantabria

Juan José Sota, en fotografía de Lara Revilla / Gobierno de CantabriaEl consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, acompañado por el director general de Industria, Marcos Bergua, ha presentado esta mañana en rueda de prensa la convocatoria de Ayudas a la Industria 2010, a través de los programas ‘Subvenciones a la Inversión Industrial’ e ‘InnoEmpresa’ con una cantidad total entre las dos iniciativas de 7,2 millones de euros.

Las solicitudes de ambas subvenciones, a fondo perdido, una vez que se publiquen en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), el próximo 31 de diciembre, podrán presentarse a partir del 2 de enero de 2010. El plazo para la Inversión a la Industria finaliza el 26 de marzo, y para InnoEmpresa, el 31 de marzo del próximo año. Sota ha señalado que “éstas van dirigidas a la innovación y mejora de la competitividad del sector industrial, con el objetivo de renovar este tejido empresarial y, así, hacerlo fuerte y capaz de afrontar el contexto económico actual”.

Sobre el programa ‘Subvenciones a la Inversión Industrial’, el consejero ha informado que actúan en dos líneas. Una, de modernización, expansión y mejora del nivel tecnológico y de la competitividad del sector industrial y de los servicios de apoyo a la industria de Cantabria, y dos, de sostén a la implantación de nuevas actividades industriales.

Sota ha señalado que, dentro de este capítulo, “este año de 2009, la Consejería de Industria y Desarrollo Tecnológico ha destinado 2,5 millones de euros a la subvención de 23 proyectos de empresas cántabras. Para el 2010 se ha duplicado la inversión destinada a estas subvenciones hasta alcanzar los 5 millones de euros. Por otra parte, desde el año 2007, el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería, ha invertido más de 16 millones de euros en proyectos a través de este programa, que han servido para apoyar 149 proyectos y han generado 266 puestos de trabajo de nueva creación”.

Las inversiones subvencionables son para cinco capítulos. El primero, para la adquisición de terrenos, la urbanización de los mismos, la construcción de naves o edificios industriales y obra civil en general, siempre que estas inversiones estén directamente aplicadas a la actividad industrial. El segundo, para las que propicien una mejora tecnológica en los procesos de manera significativa y aumenten la competitividad, aplicando las mejores técnicas disponibles con el objetivo de compatibilizar la actividad industrial y el medio ambiente.

El tercero, en bienes de equipo, maquinaria de proceso, servicios de electricidad, informática y comunicaciones, generadores térmicos, elementos de transporte interior, vehículos especiales de transporte exterior, equipos de medida y control, e instalaciones de seguridad. El cuarto, en instalaciones destinadas a la eliminación y reducción de vertidos, emisiones contaminantes y residuos que estén directamente relacionados con la actividad empresarial, y el quinto, para la reutilización de los residuos y a la obtención de materiales recuperados de los residuos que estén directamente relacionados con la actividad de la empresa.

Las actividades industriales que se pueden beneficiar son 22: extractivas de minerales no energéticos; de la alimentación, bebidas y tabaco; textil y de la confección; del cuero y del calzado; de la madera y del corcho; del papel, edición, artes gráficas y reproducción de soportes grabados; química, excepto fabricación de fibras sintéticas; de la transformación del caucho y materias plásticas; de otros productos minerales no metálicos; cementera y derivados; metalurgia y fabricación de productos metálicos, excepto fabricación de acero; de la construcción de maquinaria y equipo mecánico; de material y equipo eléctrico, electrónico y óptico; fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques; fabricación de otro material de transporte, excepto construcción naval; manufactureras diversas, y talleres de reparación de vehículos. Igualmente, se añaden los servicios de la sociedad de la información, la innovación y el desarrollo tecnológico; de mantenimiento y manutención industrial; de limpieza industrial, gestión de residuos y recuperación de productos, más los portuarios y forestales.

La ayuda puede llegar a un máximo del 15% y la inversión subvencionable es para activos fijos nuevos como parcelas industriales, naves y edificios industriales, maquinaria y bienes de equipo, e instalaciones auxiliares. El plazo para realizar la inversión es del 2 de enero al 31 de mayo de 2011.

En los criterios de valoración de los proyectos presentados se tendrá en cuenta la creación de empleo asociada a la inversión y la elevación del nivel tecnológico de las empresas. Aquellas que se presentaron a la convocatoria de 2009 y no obtuvieron subvención, tendrán la posibilidad de que se les conserve la documentación presentada en el año 2009 para esta nueva convocatoria.

Sobre el programa ‘InnoEmpresa’, el consejero ha dicho que “se dirigen a fomentar la innovación en las Pymes” y se articulan en tres vías: innovación organizativa y gestión avanzada; invención tecnológica y calidad, y finalmente, en tercer lugar, para los proyectos de innovación en colaboración.

Se pueden beneficiar las pequeñas y medianas empresas de Cantabria que ocupen a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocio anual no exceda de 50 millones de euros, o cuyo balance general anual no exceda de 43 millones de euros. También podrán optar organismos intermedios (asociaciones, empresas públicas, centros tecnológicos, etc.) que realicen un proyecto dirigido a un grupo de Pymes.

Sota ha relatado que “la convocatoria para el próximo año tiene un presupuesto de 2,2 millones de euros y la ayuda puede ser de entre un 25% hasta un máximo del 50%, según el tipo de gasto. La inversión con ayudas son para los desembolsos de personal técnico, de asistencia técnica y consultoría, relativos a derechos de propiedad industrial y ensayos de prototipos, más los de preparación y difusión de los proyectos. El plazo para realizar la inversión es del 2 de enero al 31 de mayo de 2010”. Desde las puestas en funcionamiento de estas ayudas, en 2007, se han invertido más de 6,7 millones de euros en proyectos a través del programa, que han servido para apoyar 298 acciones.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria