Portada

La OMS da un tirón de orejas a Europa por el ritmo «inaceptablemente lento» de vacunación

-Más de un 86% de la población cántabra está todavía sin recibir la primera dosis de la vacuna (13,1% vacunados)

“No son vacaciones”: fue lo que se nos dijo en marzo de 2020 cuando se declaró el primer Estado de Alarma por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, en España no se dan datos estadísticos durante los fines de semana, casi como si el virus no infectase durante los sábados y los domingos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado un tirón de orejas a Europa por el ritmo “inaceptablemente lento” de vacunación. En este sentido, cabe recordar que tan solo el 10% de la población total europea ha recibido 1 dosis de vacuna y el 4% ha completado una serie completa de vacunas.

Cantabria está por encima de esa cifra europea de dosis aplicadas, pero las personas vacunadas con la segunda dosis representan tan solo un 7,8% de la población total cántabra, y un 13.1% con la primera dosis. Esto significa que más de un 86% de la población cántabra está todavía sin recibir la primera dosis de la vacuna. (Fuente: ICANE)

“Las vacunas presentan nuestra mejor forma de salir de esta pandemia. No solo funcionan, también son muy eficaces para prevenir infecciones. Sin embargo, el despliegue de estas vacunas es inaceptablemente lento. Y mientras la cobertura siga siendo baja, debemos aplicar las mismas medidas sociales y de salud pública que hemos aplicado en el pasado para compensar los retrasos en los horarios. Permítanme ser claro: debemos acelerar el proceso aumentando la fabricación, reduciendo las barreras para la administración de vacunas y utilizando todos los viales que tenemos disponibles ahora”, dijo el Dr. Hans Henri P. Kluge, Director Regional de la OMS para Europa.

Falsa sensación de seguridad

Hasta la fecha, solo el 10% de la población total de la Región ha recibido 1 dosis de vacuna y el 4% ha completado una serie completa de vacunas.

“El riesgo de que la vacunación en curso proporcione una falsa sensación de seguridad a las autoridades y al público por igual es considerable, y eso conlleva un peligro”, explicó el Dr. Kluge.

Ahora queda por ver si las autoridades europeas toman nota de este aviso de la OMS y se ponen manos a la obra para multiplicar el ritmo de aplicar las vacunas.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada