La Policía Nacional refuerza los puertos de Santander y Bilbao para frenar las redes de inmigración irregular albanesas

-Agentes especializados se han desplazado a ambos puestos fronterizos

                  • Ciudadanos albaneses intentan pasar de forma clandestina a territorio británico desde ambos puertos españoles introduciéndose en camiones y vehículos o mediante el uso de documentos falsos

                  • Para el control de estas redes de inmigración Policía Nacional cuenta con la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina BRIC que de manera itinerante refuerza las fronteras de nuestro país

                  • En el marco de estas actuaciones, la Comisaría General de Extranjería y Fronteras coordina a todas sus unidades para controlar este fenómeno, siendo reciente la detención de 39 personas que formaban varias células operativas responsables del tráfico ilegal de 7 mil personas de origen albanés

La Policía Nacional refuerza los puertos de Santander y Bilbao para frenar las redes de inmigración irregular albanesas
La Policía Nacional refuerza los puertos de Santander y Bilbao para frenar las redes de inmigración irregular albanesas

13-junio-2018.- Con el objetivo de frenar a las redes de inmigración irregular albanesa la Policía Nacional refuerza las fronteras con agentes especializados en los puertos de Santander y Bilbao. Ciudadanos albaneses intentan pasar de forma clandestina a territorio británico desde ambos puertos introduciéndose en camiones y vehículos o mediante el uso de documentos falsos. Para el control de estas redes de inmigración, Policía Nacional cuenta con la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina BRIC que de manera itinerante refuerza las fronteras de nuestro país. En el marco de estas actuaciones la Comisaría General de Extranjería y Fronteras coordina a todas sus unidades para controlar este fenómeno, siendo reciente la detención de 39 personas que formaban varias células operativas responsables del tráfico ilegal de 7 mil personas de origen albanés.

Agentes de la Policía Nacional vienen detectando la presencia de grupos de ciudadanos, principalmente albaneses que utilizan los puertos de Santander y Bilbao como paso previo al territorio británico. Por este motivo, la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina BRIC ha sido desplegada de manera intermitente a las zonas afectadas y en concreto al puerto de Santander para paliar las necesidades que ha generado la apertura de una nueva línea regular de una compañía británica con el puerto de Cork, Irlanda, incluyendo además controles en el puerto de Bilbao para auxiliar las necesidades de dicha frontera.

En esta lucha contra las redes de inmigración irregular albanesas juega un papel fundamental la cooperación internacional y el intercambio de inteligencia, principalmente con las autoridades británicas competentes en la materia.

Detectados en el interior de autocaravanas, autobuses y remolques

Como ejemplo de su labor, dicha Brigada ha detenido en Santander a dos personas de nacionalidad rumana, conductor y copiloto, que trasladaban en el interior de una autocaravana a nueve albaneses. Otros tres ciudadanos albaneses fueron encontrados dentro de un autobús durante un control de los agentes y dos ciudadanos fueron localizados en un remolque de un camión ya que pretendían colarse como polizones en un ferry.

Los ciudadanos albaneses que no cumplen con los requisitos necesarios para su estancia en territorio español son expulsados, mayoritariamente a través de vuelos conjuntos de repatriación, organizados por la Unidad Central de Expulsiones y Repatriaciones (UCER) en coordinación con la Agencia Europea Frontex, contando para ello con la colaboración de las autoridades albanesas.

Características de los movimientos migratorios de los albaneses

Los agentes son conocedores del perfil de estos emigrantes de origen albanés en su mayoría jóvenes con vínculos familiares en Gran Bretaña, de hecho algunos de ellos ya han vivido en dicho país y han sido expulsados del mismo. Entre los compatriotas usan las redes sociales para animarse unos a otros y seguir intentando acceder al país. Por otro lado, las redes criminales saben de la precaria situación de estas personas quienes buscan por todos los medios mejorar sus condiciones de vida en Reino Unido.

Para el cruce de fronteras en algunas ocasiones también optan por el uso de documentos falsos, suelen ser cartas de identidad de países de la Unión Europea, unas veces robados en blanco y otras se introducen en territorio Shengen con su pasaporte legítimo en vigor por lo que se les permite la estancia por 90 días.

España es utilizado como país de tránsito siendo Reino Unido su destino final, normalmente se sirven de los principales aeropuertos, también vía marítima por Bari (Italia) y acaban entrando por avión a Barcelona o Bilbao y de forma residual por carretera. Si acceden por vía aérea lo hacen desde Atenas o Roma hasta España y ya en nuestro país la vía de los aeropuertos de Santander y Bilbao se ha convertido en una de las más significativas.

Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina

Ante este fenómeno la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina perteneciente a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras desarrolla sus funciones en diferentes fronteras, se trata de una brigada formada por agentes especializados y creada en 2006 para apoyar el trabajo en los diferentes puestos fronterizos en los que sea requerida según las necesidades. Para ello, realiza labores que van más allá de la mera comprobación documental como las inspecciones fronterizas o el control de entradas y salidas, prevención del orden público, salud pública e incluso apoyo en crisis humanitaria si fuera necesario.

Su presencia en Santander y Bilbao supone un apoyo a las unidades territoriales y un recurso más de Policía Nacional para erradicar estas redes de inmigración ilegal, siendo destacada la reciente detención por parte de los grupos de investigación de la UCRIF Central de 39 personas que conformaban siete células responsables de traficar a más de 7.000 personas gracias a lo cual se pudo desarticular a una de estas redes en Albania.