La temeridad de apagar la iluminación en las autovías

{xtypo_dropcap}P{/xtypo_dropcap}arece que los conductores hemos tenido iluminación en las carreteras por encima de nuestras posibilidades. Sobrepasando cualquier ironía,  la eliminación o reducción de las luces en las autovías es una verdadera temeridad. Con este tipo de acciones, nuestros gobernantes están poniendo en peligro la vida de millones de conductores españoles.
Además hay que tener en cuenta que no se ahorrará tanto si esta falta de iluminación aumenta el número de accidentes nocturnos. No podemos tampoco acusar a todos los conductores de no extremar la precaución al conducir de noche, porque incluso siendo buenos conductores y dueños de una conducción tranquila, seguiremos siendo víctimas de una escasa y casi nula visibilidad.
Y si a la falta de luz sumamos lluvia u otros elementos atmosféricos como viento, la situación supera los tintes de lo temerario para situarse en otro nivel superior. Se puede recortar de otras partidas públicas, pero no en seguridad.
El ahorro -el presunto ahorro- no puede justificar la reducción en elementos básicos de seguridad en la carretera, porque si la iluminación la pagamos todos, también pagamos todos las consecuencias de unos más que probables accidentes por culpa de la falta de iluminación en las carreteras.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia