• 12 de abril de 2024

Un entramado criminal asentado en Castro Urdiales se dedicaba a estafas bancarias y a introducir cocaína en latas de atún

Compartir:

La Guardia Civil ha detenido a 15 personas y se han bloqueado bienes por valor de 1.500.000 euros

La Guardia Civil ha intervenido más de 2 toneladas de cocaína ocultas en latas de atún en el Puerto de
Algeciras.

La organización criminal, asentada en Castro Urdiales, empleaba empresas para estafar a bancos y
empresas de leasing de vehículos para poder financiar la introducción de cocaína.

Los cabecillas de la organización contaban con un núcleo de seguridad integrado por sicarios sobre los que se investigan diferentes coacciones y un posible homicidio

La Guardia Civil, en el marco de la operación XELINSULAM-ALBACARES, ha procedido a la detención de 15 personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a la introducción de cocaína por el puerto de Algeciras.

En la operación se han intervenido dos toneladas de cocaína que iban ocultas en latas de atún en un contenedor procedente de Ecuador y se han bloqueado bienes entre los que se encuentran
cuentas bancarias, cuentas en neobancos y varios inmuebles, sumando todo ello un valor de 1.524.000 euros.

La operación se inició en febrero del pasado año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un entramado criminal, asentado en Castro Urdiales (Cantabria), dedicada a la estafa masiva a entidades bancarias.

Continuando con las investigaciones, se pudo constatar que esta organización había traído a un grupo de personas, de origen colombiano, con la intención de crear un núcleo de seguridad y de establecer la logística necesaria para introducir cocaína por el puerto de Algeciras.

Fruto de estas investigaciones, la Guardia Civil logró identificar a los ciudadanos colombianos, pudiendo comprobar que estas personas estaban relacionadas directamente con laboratorios clandestinos de cocaína en Colombia, así como con una red de sicarios y personas huidas de la justicia de
Estados Unidos.

Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron relacionar a esta
organización con una investigación en curso que se estaba desarrollando en
Algeciras, donde se incautaron 2.458 kilogramos de cocaína ocultos en latas
de atún de un contenedor procedente de Ecuador.

Testaferros al frente de una red de empresas ficticias

Los cabecillas de la organización localizaban a testaferros a los que colocaban
al frente de una red de empresas cuyo único fin era establecer una actividad
ficticia, amparada en todo tipo de detalles fraudulentos, para justificar la
solicitud de créditos de cantidades muy elevadas a entidades bancarias.

El dinero se distribuía, de manera automática, a otras empresas de la red, con
cuentas tanto en España como en el extranjero.

Asimismo, los integrantes de la organización hacían uso del capital a través de
tarjetas de crédito de empresas de tecnología financiera o “neobancos”.

Además, llevaban una vida rodeada de lujos, utilizando vehículos de alta gama,
conseguidos a través de estafas a empresas de leasing de vehículos.

Fruto de las investigaciones, los agentes obtuvieron los suficientes indicios para
imputar la aprehensión de los 2.458 kilos de cocaína a dicha organización, así
como a tres sociedades mercantiles, procediendo a la explotación de la
operación policial de manera coordinada en cinco provincias diferentes
(Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Madrid y Valencia).

Las primeras detenciones fueron efectuadas en la localidad de Amorebieta
(Vizcaya). Posteriormente, tras presenciar los agentes la entrega de 1 kilogramo
de sulfato de anfetamina (“speed”) en un operativo, se realizaron cuatro
detenciones y cuatro registros. En los registros, entre otros efectos, se intervino
más de 3 kilogramos de marihuana dispuesta para su venta y dos vehículos de
alta gama.

Detención de los principales miembros de la organización.

A raíz de estas actuaciones, la Guardia Civil procedió a la detención de once
personas más como los presuntos autores en su implicación en la introducción
de los 2.458 kilos de cocaína.

Cabe destacar, que en los registros se descubrió un laboratorio de corte de
cocaína en el que se localizó todo el material necesario para la manipulación
de la droga, así como más de 600 gramos de cocaína en roca, varias armas de
fuego, cantidades menores de hachís y de anfetamina, 20.000 euros en
efectivo, tres vehículos de alta gama y un cuarto vehículo de gran valor que
contaba con un señalamiento policial por sustracción.

El total de la valoración policial de la droga intervenida asciende a más de 87 millones de euros.

Estafas a bancos


Asimismo, se está investigando la red de estafas a bancos, habiéndose logrado
determinar la existencia de al menos 34 entidades bancarias perjudicadas,
multitud de empresas de leasing de vehículos, así como un gran perjuicio
económico aún por determinar.

La investigación ha sido llevada por las Unidades Orgánicas de Policía Judicial
de la Zona de Cantabria y de la Comandancia de Algeciras, el Equipo Territorial
de Policía Judicial de Castro Urdiales, así como por el Grupo de Delitos
Económicos de la Unidad Central Operativa (UCO), bajo la dirección de la
Fiscalía Especial Antidroga del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria y del
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Castro Urdiales
(Cantabria).

David Laguillo
Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia