• 30 de noviembre de 2022

Cantabria triplica sus contratos indefinidos en el primer semestre de este año y suma ya casi un 40% más que todos los firmados en 2021

 Cantabria triplica sus contratos indefinidos en el primer semestre de este año y suma ya casi un 40% más que todos los firmados en 2021

UGT aclara que con la reforma laboral uno de cada cuatro contratos es indefinido incluidos los de los más jóvenes y la hostelería pasa de un 5 a casi un 34% de ellos

Cantabria registra en el primer semestre de este año 27.460 contratos de trabajo indefinidos, el triple que los contabilizados en 2021 en el mismo período (8.652) y casi un 40% más que los 19.680 acumulados durante todo el año pasado, según aclara un informe de la Secretaría de Empleo de UGT que analiza el impacto inmediato de la vigente reforma laboral con estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El sindicato precisa que entre enero y junio de este año uno de cada cuatro contratos de trabajo fue indefinido en Cantabria, en concreto un 25,85%, lo que no había sucedido nunca en la serie estadística histórica, donde la mayor tasa de contratos indefinidos databa de 2007 con 11.856 y un 11,71% sobre el total de la contratación.

Por el contrario, la contratación temporal se reduce más de un 22% con 22.403 contratos menos que el año pasado (9.417 masculinos y 9.391 femeninos), con una disminución generalizada en todas las edades y sectores y el menor número registrado desde el primer semestre de 2013, salvo por el atípico año de 2020 cuando cayó la contratación a niveles históricos por el parón de la pandemia de la Covid-19.

A diferencia de la contratación temporal, el informe de UGT apunta que el crecimiento histórico de la contratación indefinida se generaliza en Cantabria en ambos sexos porque se triplica tanto en mujeres como en hombres y aumenta en todas las edades especialmente entre los más jóvenes y en todos los sectores económicos, sobre todo en los servicios.

Del incremento de más de 18.000 contratos indefinidos en Cantabria en comparación al primer semestre de 2021, un 41% corresponden a contratos fijos discontinuos (+7.759) y, en relación a la jornada laboral, casi un 60% son a jornada completa (+6.456) y el resto a jornada parcial (+4.593), de los que un 66% son femeninos, lo que reafirma una de las principales brechas laborales de género del mercado de trabajo cántabro y nacional.

Como subraya el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, “la reforma laboral ha transformado por completo y en muy poco tiempo el tipo de contratación en el mercado de trabajo; es el primer paso para consolidar empleos con unas condiciones laborales y salariales mínimamente dignas, imposibles en muchos casos hasta ahora con la hegemonía que había de contratos temporales”.

De todos modos, Ibáñez recuerda que “este crecimiento de la contratación indefinida desconocido hasta ahora no evita que Cantabria siga a la cola de España porque registra la tercera menor tasa de estabilidad o de contratos indefinidos después de la de Navarra (19,89%) y País Vasco (22,35%) y nos aleja de las 10 autonomías con más de un 30% con casi nueve puntos por debajo de la media nacional (34,29%)”.

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria destaca también que “este año se registran 3.500 contratos menos pero con más volumen de empleo y de personas trabajando y este número total de contratos irá disminuyendo a medida que aumenten los indefinidos y disminuya la rotación o número de contratos que firma cada persona, que hasta el pasado mes de mayo ya había disminuido en comparación a 2021 de más de 3 contratos por persona contratada a 1,75”.

En opinión del sindicalista, “está más que demostrado que la estabilidad laboral hace crecer la productividad, la economía y el empleo, por lo que el hecho de hacer contratos de mayor calidad no va en detrimento del volumen de empleo sino que, simplemente, las empresas contratan si tienen necesidad de hacerlo y con las modalidades de contratos que tienen a su disposición”.

Más indefinidos en jóvenes que en otras edades

El informe de UGT destaca que uno de los mayores impactos de los primeros meses de reforma laboral ha sido en Cantabria el aumento de la contratación indefinida entre los más jóvenes, los menores de 25 años, que han pasado de menos de un 5% (4,70%) de contratos indefinidos el año pasado por estas fechas a un 26,55%, el más alto entre las tres franjas de edad analizadas por el SEPE (supera al 25,76% de los comprendidos entre 25 y 44 años y el 25,59% de los que tienen al menos 45 años).

En los seis primeros meses de este año la contratación indefinida de los trabajadores menores de 25 años casi se ha multiplicado por seis en Cantabria y ha aumentado un 492% en comparación al mismo período de 2021 (de 854 a 5.058 contratos), el triple que en las demás edades (182% más entre los de 25 y 44 años y un 196% en los de 45 o más años).

“En el primer semestre del año pasado la tasa de contratación indefinida entre los jóvenes menores de 25 años era la mitad que la del resto de las edades que de por sí era muy baja y apenas superaba el 8%”, recuerda el secretario de Empleo de UGT, que aclara que “nadie podía pensar no hace tanto tiempo que en esta franja de edad de los más jóvenes un 27% de los contratos de los hombres y un 26% de los de las mujeres fueran indefinidos”.

Hostelería, de 977 a 8.236 contratos indefinidos

El informe de UGT recalca que el notable incremento de la contratación indefinida en el primer semestre de 2022 se extiende a todos los sectores económicos de Cantabria; duplicándose en la industria y triplicándose en el sector primario, la construcción y los servicios, especialmente en la hostelería, donde llega a multiplicarse por ocho en comparación al año pasado: de 977 a 8.236 contratos, casi un 743% más.

Un 39% de todo el aumento de contratos indefinidos en el último año en Cantabria corresponde a los 7.259 más en la hostelería, el sector de actividad económica con mayor volumen de contratación de la región y que pasa de poco más de un 5% a casi un 34% de indefinidos (8.236 de un total de 24.475).

El sector servicios, que registra un repunte de 15.284 contratos indefinidos en comparación a los seis primeros meses de 2021, pasa de un 9% de ellos el año pasado a más de un 27% (18 puntos más); principalmente por el mencionado aumento de la hostelería, aunque también por el incremento en otras actividades con mucha contratación y al menos un millar de contratos en estas fechas.

UGT puntualiza al respecto que el comercio aumenta su porcentaje de contratos indefinidos en 20 puntos (de 9,7 a un 29,7%), las actividades sanitarias y los servicios sociales en más de 13 (de 10,8 a 24,06), las actividades administrativas y de oficinas en casi 18 (de 9,2 a 26,8%), la educación lo aumenta en 11 (de 8,4 a un 19,6%) y el transporte en algo más de 6 puntos (de 6,4 a 12,6%).

De todos modos, el sector económico con más porcentaje de contratación indefinida en Cantabria sigue siendo la construcción, que pasa de casi un 15 a más de un 51% (2.313 de un total 4.472); por delante del sector primario (de un 10,4 a casi un 44%) y de la industria, que desde 2014 es el que menos registra, aunque aumenta cerca de 10 puntos en el último año (de un 3,8 a un 13,3%).

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia